El que ha sido hasta ahora alcalde de Villafranca, Ramón Ropero Mancera, ha querido despedirse de sus vecinos en una comparecencia de prensa agradeciendo la confianza, destacando el avance de la ciudad y asumiendo su paso a la oposición prometiendo lealtad.

En su competencia de prensa Ropero dijo “aceptar democráticamente la voluntad expresada en las urnas desde mi más profunda convicción. La posibilidad de pactos dará paso a otros grupos políticos para configurar el gobierno local. Nada tengo que objetar ante tal circunstancia. Por el contrario, mi posición personal y política es asumir ese hecho y desear una buena gestión a los nuevos representantes que tendrán la responsabilidad de gobernar nuestra ciudad; a la vez que afirmo, rotundamente, que nuestro trabajo en la oposición será de absoluta lealtad y cooperación por la defensa de los intereses generales de nuestros vecinos”.

Ropero asegura que acepta “democráticamente la voluntad expresada en las urnas”  porque  asume que “ganar no supone gobernar”.  Al nuevo gobierno local (Ciuadanos y Partido Popular)  le desea “una buena gestión” por el bien de los villafranqueses.

De los últimos años destaca la “transformación histórica de Villafranca” y el “desarrollo incontestable en todos los aspectos”.  Y lo conseguido, añadió, “es un mérito colectivo”

“Ha sido un honor y un privilegio representar a todos los villafranqueses, tuviera su voto o no”, concluyó.

foto cedida

 

Comparte en tus redes sociales: