• El pasado viernes participó  en una acto público del PSOE, en el que intervinieron Paqui Matamoros, Ramón Ropero, Abel Caballero, Rodríguez Ibarra, Fernández Vara, Adriana Lastra y el propio Felipe González

 

El ex presidente del Gobierno, Felipe González (1982-1996), apostó  en Villafranca de los Barros por reformar la Constitución, revisando “sin miedo” del primer al último artículo de la Carta Magna, aunque considera que es un error el de aquellos que piensan que “ahora no sería un buen momento para abrir el melón de la reforma por la crisis catalana”, es justo lo contrario. Con respecto a este último asunto González dijo que es necesario “descentralizar el poder sin centrifugarlo, porque es muy peligroso, nos enfrenta y nos debilita”.

El Pabellón Municipal ‘Extremadura’ albergó alrededor de 800 personas , llegadas de distintos puntos de la región, atraídos fundamentalmente por el tirón de Felipe González, que estuvo acompañado de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; del presidente de la Junta de Extremadura, Fernández Vara; del ex presidente Rodríguez Ibarra; del alcalde de Vigo, Abel Caballero; del alcalde de Villafranca, Ramón Ropero; y de la Secretaria de organización del PSOE Local, Paqui Matamoros. El motivo de esta cita era celebrar el 25 aniversario de gobierno local y los 35 del Estatuto de Autonomía.

Felipe González abordó el tema de la reforma de la constitución, asunto que consideró necesario pero viendo entre todos “qué es lo que hay que reformar, puesto que reformar por reformar no nos conduciría a nada, hay que hacer otra Constitución que nos dé, al menos, otros 30 años de estabilidad”. González dejó claro que “los partidarios del secesionismo no puede condicionarnos a la hora de abordar estas reformas”.

El ex presidente señaló que hay que partir de la base de que “España es un país de la Unión Europea y como tal hay que partir de ahí para comenzar un diálogo serio, ya que para garantizar la cohesión se necesitan dos premisas: primero, que el poder central tenga una reserva de competencias; y, en segundo lugar, garantizar la lealtad institucional frente al secesionismo a través de la vía política y no la judicial”.

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, ha avanzó que “probablemente en muy poquitos días” el Gobierno pueda decir que ha “derogado la parte más lesiva de la reforma laboral”. Un anuncio que Adriana Lastra ha avanzado tras señalar que en la actualidad “hay mucho ruido” y “parece que la derecha no quiere que se sepa lo que estamos haciendo”.

Lastra ha añadido: “No nos asusta ni la derecha azul ni la derecha naranja, porque nosotros no venimos aquí a resistir, a aguantar, venimos a vencer, a convencer”, como hacen en el Congreso de los Diputados, ha señalado Adriana Lastra, quien ha destacado que todos los días en la Cámara Baja “hay una mayoría social que empuja semana tras semanas a apoyar lo que estamos aprobando en el Consejo de Ministros”.

Fernández Vara fue muy crítico con el anterior gobierno del PP. “La derecha vino para olvidarse de las personas”, y aseguró que “nos encontramos un desastre y tuvimos que cuadrar las cuentas, es decir, reparar y reponer”. Por el contrario, Vara aseguró que ha venido a proponer una apuesta ambiciosa: “hacer que Extremadura sea un referente de muchas cosas, una región en la que las personas puedan desarrollar sus proyectos personales”. Y adelantó que tiene como objetivo ganar las próximas elecciones autonómicas por mayoría absoluta porque “a Extremadura siempre le fue mejor con el PSOE en el Gobierno”.

Por su parte, Rodríguez Ibarra elogió la labor de todos aquellos alcaldes y concejales que durante estos años “han mantenido el tipo” para conseguir mayores cotas de bienestar social de los ciudadanos, a los que es necesario recuperar y tener fe en la socialdemocracia ya que “esta es la que nos ha llevado a momentos de superioridad moral, momentaneamente perdidos por aquellos que han caído en la corrupción y en el trabajo fácil sin recordar para qué los eligieron sus electores”.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, aseguró que después de permanecer 25 años en la alcaldía de Vigo piensa estar otros 35 años más en honor a esos mismos años que cumple el Estatuto de Autonomía.

Para el alcalde de Villafranca, es un honor haber reunido en Villafranca de los Barros a tantos buenos socialistas, destacando muy especialmente la labor de Rodríguez Ibarra al que hizo responsable de haber dado voz a Extremadura y de la actitud siempre solidaria con el pueblo villafranqués. De Felipe González destacó su papel de hombre capaz de gobernar para toda España sin dejar de cumplir sus promesas con Extremadura.

El acto fue presentado por la Secretaria de Organización del PSOE de Villafranca, Paqui Matamoros, que tuvo un recuerdo para alcaldes y concejales socialistas que han trabajado por esta ciudad, con una mención especial al alcalde José Espinosa Bote (1987- 2003) y su sucesor Ramón Ropero (2003- ), al que considera verdadero artífice del despegue de Villafranca de los Barros.

(Hoy, Agencias )

 

Comparte en tus redes sociales: