El alcalde de Villafranca, Ramón Ropero, ha hecho entrega en a CÁRITAS de un cheque de 1000 euros, conseguidos por el Ayuntamiento de esta localidad tras superar el ‘Reto Amarillo’, una campaña desarrollada por Ecoembes para aumentar el nivel de concienciación medioambiental de la ciudadanía en los municipios.

El premio de 1000 euros ha decidido el Ayuntamiento “que lo merece Cáritas por su labor altruista con los más necesitados.” La coordinadora de Caritas, Paqui Clemente, agradeció la confianza que depositan en ellos, indicando que “este dinero irá para las personas más necesitadas, mientras animaba a las personas a reciclar y al uso correcto de los contenedores”. Concha García, integrante también de la directiva de Cáritas hablaba sobre la importancia de estas donaciones, con las que se cubren muchas necesidades de familias con problemas.

El alcalde cerraba el turno de intervenciones animando a las personas a depositar las basuras en los horarios establecidos, así como en los contenedores correctos, y se detenía para explicar la necesidad de recoger los excrementos de los perros, indicando que “el uso de las bolsas es obligatorio, para poder tener una ciudad limpia, y no verse obligada la policía local a multar a los ciudadanos que incumplen la normativa vigente”.

(foto cedida)

Comparte en tus redes sociales: