La Semana Santa se presenta con una “excelente” ocupación hotelera en la región con ciudades como Cáceres que colgarán el cartel de completo en muchos de sus hoteles desde este fin de semana.

Con ello, el tiempo de estancia de los visitantes se prolonga y no se ciñe a los cuatro días festivos de la próxima semana por lo que se prevé un aumento de las pernoctaciones.

El Director General de Turismo de la Junta de Extremadura, Francisco Martín Simón, ha señalado que los datos que se conocen “son superiores” a los del año pasado y las cuatro grandes ciudades turísticas de la región, Cáceres, Mérida, Badajoz y Plasencia, desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección, tendrán lleno en los hoteles.

El resto de las localidades como Trujillo, Zafra, Coria o Guadalupe, lo ocupación hotelera estará al 90 % y también en el medio rural se prevén unos datos “muy buenos”, ha dicho Martín, que ha destacado que los días previos a la Semana Santa también presentan importantes reservas por lo que “se alarga”, el periodo de estancia de los turistas.

“Además de turistas vamos a tener excursionistas”, ha resaltado el responsable regional de turismo, que recuerda que estos visitantes aunque no duerman tendrán una repercusión en el sector hotelero porque sí consumen en su estancia.

Martín ha reconocido la labor de los miles de extremeños que forman parte de las cofradías de la región que desfilarán esta Semana Santa en las diferentes localidades, y ha destacado  que la región celebra en estos días hasta una docena de fiestas de Interés Turístico, algunas de carácter internacional como las Semanas Santas de Cáceres y Mérida, o nacional como la de Badajoz, Jerez de los Caballeros o la Pasión Viviente de Oliva de la Frontera.

Pero además hay otros festejos de interés regional como la Semana Santa de Plasencia, Los Empalaos de Valverde de la Vera, El Chíviri de Trujillo, La Carrerita de Villanueva de la Serena etc.  en los que se espera una gran afluencia de público.

Al turismo espiritual, cultural y de patrimonio hay que sumar los que se acercan a la región por su riqueza natural y gastronómica, ya que Extremadura es un destino de naturaleza “impresionante” y su medio rural es “un auténtico paraíso”,  por lo que también se espera una buena ocupación en casas rurales.

Con todo ello, las perspectivas para Semana Santa son “muy buenas” según ha incidido el director general que confía en batir un nuevo récord de turistas que ya alcanzó su pico máximo en 2018. “Ahora solo falta que el buen tiempo acompañe”, ha concluido Martín, que hizo estas declaraciones en el día de ayer tras mantener una reunión en Cáceres con propietarios de apartamentos turísticos. E.P.

 

Comparte en tus redes sociales: