Promedio informó ayer Lunes por la tarde, que una vez analizado el elemento extraño que había aparecido en las aguas del embalse de Los Molinos de Hornachos, los análisis detallados realizados por la Mancomunidad demostraron que se trataba de un alga conocida como “Alga oscillatoria putrida” que es su nombre científico. Desde el Consorcio de Gestión Medioambiental se hizo un llamamiento a la tranquilidad dada la alarma que se había propagado rápidamente por la población:  “No hay problema porque este tipo de alga se elimina en el proceso de potabilización”, informaron desde dicho Consorcio.

Asimismo, informaron de que se había restablecido el servicio desde la Mancomunidad y se estaban llenando los depósitos de la localidad de Hornachos y otras localidades a fin de que en unas horas se normalizase el suministro.

Al parecer a primera hora de la mañana del Lunes se detectó visualmente por parte de los técnicos de la Mancomunidad un elemento extraño en el agua y se procedió a parar las bombas para no suministrar agua sin la analítica diaria. Desde Promedio informaban que “han intentado gestionar el agua de los depósitos de la mejor forma posible para que no faltara a las viviendas. Pero esta tarde no hubo más remedio que parar el suministro”.

“Toda precaución es poca para asegurar la calidad del agua de consumo”, dicen desde Diputación. Además añaden “agradecemos el esfuerzo de los operarios y técnicos de la Mancomunidad y de Promedio en una jornada muy larga de trabajo.Sentimos las molestias”.

No se trata de un alga propiamente dicha. Se corresponde con un tipo de organismo microscópico muy pequeño, con ciertos rasgos de bacterias y algunos de algas, denominados cianobacterias. Forman colonias y alcanzan tamaños visibles a simple vista como partículas verdes diminutas, se dispersan finamente en todo el agua y pueden llegar a causar una considerable turbiedad si alcanzan densidades altas. Su color viene dado porque contienen pigmentos verde-azulados o verdes y por lo tanto con capacidad para realizar la fotosíntesis, por ello también se denominan “algas verde-azuladas”. Otra de sus características que se puede apreciar en lo ocurrido en el Embalse de Los Molinos es que pueden acumularse para formar natas en la superficie del agua, a menudo denominadas “afloramientos”, con una densidad celular sumamente alta.

De momento, el consumo de agua ha sido suspendido dado que no es apta para el consumo según la autoridad farmacéutica.

Comparte en tus redes sociales: