En concreto, el aceite Úmm de la Comercializadora Extremeña de Aceite de Monterrubio de la Serena (Badajoz) ha obtenido el premio en la categoría ‘Gran Productor’, mientras que Olequia de Agrolequia S.L. de Miajadas (Cáceres) ha recibido el galardón en la categoría de ‘Pequeños Productores’.

Por su parte, el aceite Lagar de Soto de Jacoliva S.L. de Pozuelo de Zarzón (Cáceres) ha sido reconocido en la categoría de ‘Producción Ecológica’ y el aceite Marqués de Valdueza de Marqués de Valdueza Bodega Perales S.L de Mérida (Badajoz) ha sido galardonado en la categoría ‘Producción Convencional’.

En este acto de entrega de premios, en la que también se ha reconocido el trabajo de varios maestros de almazara, ha participado el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, la presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, y la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, entre otras autoridades.

El director del Laboratorio Agroalimentario de Extremadura, José Manuel López Caballero, ha explicado, durante un encuentro con los medios previo al citado acto, que esta cata-concurso está organizada por la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Junta así como que en la misma se reconoce el trabajo “de las mejores almazaras y los mejores aceites que se producen y comercializan en Extremadura”.

López Caballero ha resaltado también que en esta vigésima edición han tenido “récord de participación con 40 aceites diferentes” que provienen de “toda la geografía extremeña” al tiempo que ha valorado la “calidad” de los mismos; “tenemos aceites al mejor nivel del mundo”, ha asegurado.

Para elegir a los aceites premiados, según ha explicado, se basan en el Índice Global de Calidad que establece el Consejo Oleícola Internacional que depende de la Organización de las Naciones Unidas. Este índice establece una serie de parámetros y se valora el “equilibrio” entre los mismos, como son “que sea amargo y picante, que tenga gran frutado, que sea agradable al paladar y no tenga ningún defecto”, ha detallado.

CAPACIDAD DE CRECER DEL SECTOR

Por su parte, Fernández Vara ha valorado, durante el citado acto, el trabajo de los productores de aceite y ha destacado que este sector tiene “mucha” capacidad para crecer y, para ello, ha indicado que hay que ser “muy competitivos en calidad y precios”.

El presidente extremeño ha reconocido que “premiar a los mejores de los mejores no es fácil” y ha subrayado que cualquiera de los aceites presentados podría haber conseguido el primer premio, toda vez que ha valorado el trabajo diario de las personas que hay detrás de todo el proceso, en especial el de los maestros de almazara.

Además, Vara ha aseverado que las “mejoras” introducidas en el origen, en la esencia de la cultura agraria y el mundo rural, han posibilitado que la región haya alcanzado cifras de exportaciones al extranjero que superan en la actualidad los 2.000 millones de euros.

Este hecho, según ha apuntado Vara, tiene que ver con la “apuesta por la calidad, lo ecológico y la marca Extremadura”. Asimismo, ha avanzado que ha mantenido un encuentro con los responsables de Denominaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de la comunidad en el que les han trasladado su intención de unirse en una asociación.

“La unión hace la fuerza y se conseguirá llegar más lejos si se es capaz de planificar en conjunto y manteniendo una interlocución común en un mercado global en el que se van a incorporar millones de nuevos consumidores”, ha destacado el regidor autonómico.

NUEVA NORMA DE CALIDAD DEL ACEITE

Finalmente, la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, ha destacado “la importancia” de la nueva norma de calidad del aceite en la que está trabajando el Ministerio de Agricultura para el sector y que deberá ver la luz en “los próximos meses”.

Además, García Seco ha destacado el trabajo que se ha hecho en los últimos años tanto por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio como por el sector para “mejorar” y poner en valor el aceite extremeño.

A este respecto, la delegada se ha referido a lo que se “ha avanzado” en trazabilidad, en la incorporación de nuevas técnicas de cultivo, en la sostenibilidad económica y ambiental del sector, “haciendo compatibles” los aceites de zonas tradicionales, con poca producción pero altísima calidad, con los aceites producidos con regadíos que aportan una buena valorización económica.

Así, García Seco ha indicado que “es necesario ir más allá”, mediante nuevas medidas que aclaren el etiquetado y eviten que otros “se aprovechen” de la calidad del aceite extremeño. “Este es uno de los temas que abordará la nueva ley de calidad y que debemos aprovechar para poner en valor todo el potencial del sector en la región, las denominaciones de origen, las explotaciones ecológicas; es fundamental la transparencia en la información y el etiquetado”, ha concluido.

Comparte en tus redes sociales: