La sequía que padecemos preocupa, y mucho, en la ciudad de Zafra. El embalse de la albuera “El Castelar”, del que se abastece la población zafrense se encontraba hace unos días al 55 por ciento de su capacidad.

Tratándose de un embalse de poca capacidad, su situación en este momento es alarmante ya que de los 3,25 hectómetros cúbicos que puede almacenar, solo quedan 1,8.

Según el Ingeniero Técnico municipal de Zafra, D. Andrés Pro, el suministro está garantizado hasta Marzo de 2018. En el caso de que la falta de lluvias fuese persistente, podría recibirse transferencia de aguas del Embalse de Los Molinos, en Hornachos.

Confiando en prontas lluvias y en una rápida recuperación de los embalses extremeños, desde aquí queremos hacer un llamamiento a toda la ciudadanía del Sur de Extremadura a fin de conseguir que no se desperdicie ni una sola gota más de agua de la necesaria. Una concienciación de tod@s sobre este asunto nos ayudará a prevenir problemas de suministro.

Comparte en tus redes sociales: