• Persona que desapareció este pasado domingo en el embalse del Cíjara, dentro del término municipal de Helechosa de los Montes (Badajoz).
  • Se trata de un vecino de Camuñas (Toledo), de 45 años de edad, quien supuestamente se arrojó al agua, para evitar que se ahogase el menor que le acompañaba tras caer desde la embarcación que ocupaban.
  • La inmersión en las citadas aguas, por su poca visibilidad y profundidad hace que el buceo sea complicado. De hecho, las inmersiones iniciales solo las llevaron a cabo los especialistas de la Guardia Civil quienes se sumergieron a profundidades de hasta 16 metros.

 

Los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil de Extremadura y Andalucía (GEAS), localizaron y recuperaron a media mañana de hoy, el cuerpo sin vida del hombre que desapareció el pasado domingo en el embalse del Cíjara, en la zona conocida como “Cíjara Mágico”  dentro del término municipal pacense de Helechosa de los Montes.

El suceso ocurrió en torno a las 17´30 horas del domingo, cuando supuestamente la víctima en compañía de un menor y su madre, navegaban en el embalse a bordo de una barca. Tras precipitarse al agua el menor de 6 años, su madre y el hombre que les acompañaba se arrojaron para evitar que se ahogase. Acción que fue observada por bañistas que se encontraban cercanos al lugar y tras acudir en su auxilio, pudieron rescatar a la madre y menor, no siendo posible el rescate del hombre al perderlo de vista.

 

Hasta el lugar del suceso se desplazaron los Servicios de Emergencias del 112 de Extremadura, Cruz Roja, Bomberos y diferentes Unidades de la Guardia Civil, así como del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil en Extremadura. Este operativo, se incrementó con componentes de la Unidad GEAS de Andalucía, que se coordinaron para participar mañana y tarde, en el rastreo y búsqueda del desaparecido.

 

La inmersión en las citadas aguas por su poca visibilidad y profundidad, hace que el buceo sea muy complicado. De hecho, las inmersiones iniciales solo las llevaron a cabo los especialistas de la Guardia Civil, quienes se sumergieron a profundidades de hasta 16 metros, hecho que realizaron con minuciosos movimientos y extrema seguridad, llevando a cabo relevos de inmersión cada 20 minutos.

 

En torno a las 11:45 horas de esta mañana, los agentes localizaron a unos 13 metros de profundidad el cuerpo de la víctima. Tras extraerlo a la superficie, se procedió al levantamiento del cadáver y su posterior traslado al Instituto Anatómico Forense de Badajoz para realizar su autopsia.

 

 

Comparte en tus redes sociales: