La Guardia Civil detuvo a un almendralejense, como presunto autor de un delito contra la salud pública. Dentro de los dispositivos de servicio en prevención de actividades delictivas, en las vías de comunicación a su paso por el municipio pacense de Calzadilla de los Barros en la tarde de ayer, agentes de la Guardia Civil de Zafra y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC), con el apoyo de perros adiestrados en la búsqueda de sustancias estupefacientes, interceptaron un taxi procedente del sur de la península. Tras la identificación del conductor y del usuario del taxi, los agentes pudieron comprobar que a éste último le figuraban antecedentes por tráfico de drogas, por lo que llevó a cabo la inspección del turismo. En el registro, el perro descubrió en el interior de una bolsa de plástico, 153 bellotas de hachís, con un peso total de 1 kilos y 620 gramos de los que se obtendrían en el mercado unas 6.400 dosis, sustancia que procedía del sur de la península y que tenia como destino su venta en la localidad pacense de Almendralejo, residencia del ahora detenido. Las diligencias junto con el detenido son puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra.

Comparte en tus redes sociales: