Se «está utilizando la tecnología mediante cámaras para acceder a profundidades que en una primera fase no se pudo llegar, y a determinados pozos a los que no se pudo acceder en ocasiones anteriores».

Los Grupo Especiales de Actividades Subacuaticas de la Guardia Civil rastrean en esta fase de la investigación una treintena de pozos cercanos al municipio durante dos días en una nueva búsqueda de Francisca Cadenas para lo que utilizaran cámaras especiales.

Esta es la segunda fase de una operación que se inició hace unos meses con el rastreo de unos ochenta pozos, según han ha recordado el sargento de Hornachos Manuel Piedehierro, que ha señalado que a posteriori se han revisado las imágenes de esos pozos que no han arrojado ningún resultado positivo.

Estos treinta pozos que investigarán durante dos jornadas “no se podían comprobar por medios propios” y, por ello, se han requerido los medios técnicos del GEAS para comprobar “que no hubiera nada en el interior de los mismos”, ha especificado Piedehierro en declaraciones a los medios durante la citada búsqueda.

Así, este Guardia Civil ha asegurado que “diariamente” trabajan en la investigación de lo ocurrido con Francisca Cadenas y hacen “búsquedas de todo tipo” y seguirán con ello “hasta” que encuentren “una respuesta a esta misteriosa desaparición”, ha aseverado.

A este respecto, ha resaltado que “el tema de los pozos es sólo una pequeña parte de la investigación” en la que trabajan “desde el día en que ocurrió la desaparición” y “se está mirando absolutamente todo”, ha sostenido.
Piedehierro dice que esta nueva búsqueda está encuadrada dentro de la línea de trabajo para descartar con medios técnicos “ que no hay nada en el interior de los mismos”.

También ha señalado que es una fase más de investigación marcada por la policial judicial de la Comandancia de Badajoz, como en otras ocasiones el Greim ha comprobado cuevas o los medios aéreos han realizado rastreos.
La Guardia Civil está utilizando la tecnología mediante cámaras para acceder a profundidades que en una primera fase no se pudo llegar, y a determinados pozos a los que no se pudo acceder en ocasiones anteriores”.

Ya durante el mes de marzo se realizó una búsqueda con cámaras en pozos cercanos a la localidad.

Asimismo Manuel Piedehierro declaraba que se sigue trabajando constantemente para esclarecer este caso, y que “aunque el caso se encuentra bajo secreto del sumario”, no se abandona ninguna línea, para encontrar “algún indicio,que por muy insignificante que sea” pueda ayudar a aportar alguna pista.

El grueso de la investigación lo lleva la Policia Judicial, y esta acción es solo una pequeña línea de trabajo. Piedehierro afirmaba “que muchas veces los vecinos y la población en general “no es consciente realmente de la línea de trabajo y de la investigación que se está llevando a cabo, y que aunque la percepción por parte de la población sea que no se está haciendo una investigación pormenorizada, el personal de la Comandancia en un caso de estas características “no deja de trabajar poniendo al servicio todos los medios que se necesiten para que se tenga un resultado satisfactorio”.

Comparte en tus redes sociales: