Museos, iglesias, monumentos, espacios culturales, calles, plazas…se llenaron de público y fueron escenario de: exposiciones, conciertos, talleres, juegos,  visitas turísticas, además de brindar un excelente escaparate para el comercio y la hostelería.

 

Las calles y plazas del centro histórico de Jerez de los Caballeros (Badajoz) se llenaron de público el pasado sábado con motivo de la celebración de la segunda edición de su Noche en Blanco, que incluyó más de una treintena de actividades para todos los públicos dentro de un atractivo y variado programa organizado por el Ayuntamiento con el apoyo de: la Junta de Extremadura, la Diputación de Badajoz, asociaciones, colectivos, personas y empresas de la localidad.

La alcaldesa de Jerez, Virginia Borrallo, destacó la excelente aceptación de esta propuesta para la que de nuevo se ha contando con grupos y colectivos de Jerez,  y con los lugares más emblemáticos de la ciudad que estuvieron llenos de público. La edil junto con la concejala de Cultura, María de los Ángeles Sánchez, valoró la gran afluencia de turistas durante este fin de semana y el interés de esta Noche en Blanco de seguir dando a conocer Jerez y que sea un referente turístico. Sánchez agradeció, en nombre del Ayuntamiento, la participación de todas las personas, asociaciones, empresas, servicios… que se han implicado para hacer posible este evento que ha servido para descubrir muchos monumentos y espacios culturales no solo al turista sino a los propios vecinos de Jerez, encantados con esta propuesta.

El parque de Santa Lucía fue escenario de apertura de dicha programación con una deliciosa velada musical a cargo de Diana Castillo y Víctor Cuñat quienes rindieron homenaje a varios cantautores, contando con la colaboración especial de la jerezana África Mazuecos.

Visitas

El Lienzo de muralla, el Museo Vasco Núñez de Balboa, el Museo de Arte Sacro, la Iglesia Santa María de la Encarnación, la Iglesia San Miguel Arcángel, la Iglesia San Bartolomé, la Iglesia de Santa Catalina y la Ermita de los Santos Mártires,  estuvieron abiertos al público, como enclaves significativos del rico patrimonio histórico, artístico y monumental de Jerez de los Caballeros. Alguno de ellos sirvió de marco para disfrutar también de exposiciones como una muestra de fotografías de la Asociación Fotográfica de Jerez de los Caballeros (ASFOJE) que pudo contemplarse en el Museo Vasco Núñez de Balboa. Dos espacios especialmente protagonistas en esta Noche en Blanco fueron los Palacios de ‘Los Guzmanes’ y de ‘Rianzuela’, ambos de titularidad privada. El primero de ellos acogió una exposición fotográfica organizada por Euexia Rural sobre “Los Pérez de Guzmán y la biblioteca más grande del mundo”, con un testimonio gráfico muy interesante sobre la historia de Jerez, mientras que el segundo albergó una exposición de las obras presentadas al II Concurso de pintura taurina y otra de esculturas del conocido escultor Alberto Germán Franco. El Palacio de Rianzuela también brilló con la voz en directo de Carolina Espinosa, quien acompañada al piano, interpretó obras de Ópera, Zarzuela y Música mejicana; el público disfrutó mucho con su actuación.

Retama Folk, un concierto especial

Sin duda, uno de los momentos más especiales de la Noche fue la actuación del grupo jerezano ‘Retama Folk’, en la Plaza de España, llena a rebosar de público. Con canciones de su discografía y otras incorporadas más recientemente a su repertorio, encandilaron a todos los presentes quienes premiaron su extraordinaria actuación con una gran ovación.

El Conventual San Agustín abrió sus puertas de par en par y se llenó de contenido con varias propuestas: una exposición de artículos y productos de empresas y establecimientos comerciales de Jerez que esa noche mantuvieron un horario especial; talleres a cargo del Espacio para la Creación Joven, una exposición de fotografías de la Diputación de Badajoz mostradas en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929, proyecciones sobre la Historia de Jerez y música en vivo con Inmaculada Pérez-Montes.

El Centro de Día ‘Adolfo Suárez’ acogió otra exposición de antropología a cargo de ‘Euexia Rural’ y también resultó muy llamativa la muestra que se abrió al público en la antigua sede de la Oficina de Turismo, convertida en un Museo de la Naturaleza y la Orden del Temple y a cargo de José Manuel Carrascal.

Formando parte del itinerario de esta segunda edición de la Noche en Blanco también estuvo la Plaza de la Alcazaba con juegos y talleres a cargo de la Asociación cultural del Belén ‘Santa Ángela’ y la Asociación ‘Lucero del Alba’, con gran participación del público infantil. Y también el recinto de Popagallina donde se desarrollaron actividades para los más jóvenes.

El broche a la programación lo puso la actuación de Lolo Alonso al violín y Sergio Gaocho a la percusión, de nuevo en la Plaza de España y ante numeroso público.

 

 

Comparte en tus redes sociales: