La centenaria Petra Corcobado Flores, que goza de buen estado de salud y, sobre todo de una memoria fresca y sorprendente cumplió 104 años este pásado sábado 2 de marzo y lo celebró con familia en Almendralejo, lugar donde reside en la actualidad cuidada por una de sus nietas. aunque ella es natural de Hornachos y ha estado aquí viviendo hasta hace 9 años.

Su estado de salud física es bastante bueno, así como su agilidad mental. La memoria es uno de sus fuertes y recuerda numerosos episodios de su vida, Petra se casó con 25 años y tuvo dos hijos, Telesforo y Fátima ya fallecida, tiene 5 nietos y 10 bisnietos. Aunque sus nietas decidieron llevársela a Almendralejo y a Palomas donde vive otra de ella, a Petra le gustaría seguir viviendo en su casa de Hornachos, situada en la calle Sánchez Agudo.

No ha perdido el contacto con sus vecinas y de vez en cuando sus nietas la traen a “su pueblo”, para estar con ellas, así como para ir al podólogo.

La vida de Petra no ha sido fácil ya que como mucha gente de su época, tuvo que trabajar desde muy joven para ayudar a la economía doméstica. A Petra se la recuerda mucho en Hornachos ya que era una persona muy trabajadora, y hasta bien mayor iba a realizar tareas de limpieza a las casas que le requerían sus servicios.

Nos cuenta una de sus nietas que se levanta sobre las 10 de la mañana, come sola, le gusta mucho el gazpacho y los escabeches, y está al tanto de todo lo que ocurre a su alrededor, pendiente en todo momento de su familia, su nieta también nos decía que sigue de vez en cuando los programas de televisión, sobre todo los religiosos y los de cocina.

 

Comparte en tus redes sociales: