El actor José María Pou ha llenado en la noche de este miércoles el escenario del Teatro Romano de Mérida en su papel de Cicerón contemporáneo, que con múltiples idas y venidas del presente al pasado, intenta componer la verdadera figura del político y jurista romano.

Para ello, José María Pou está acompañado en el escenario del Teatro Romano de Mérida, reconvertido para la ocasión en una antigua biblioteca, por su secretario Tirón, al que da vida Bernat Quintana, y su hija Tulia, interpretada en esta ocasión por Miranda Gas.

Así se inicia la obra ‘Viejo amigo Cicerón’, que se ha estrenado en la noche de este miércoles en el Teatro Romano de la capital extremeña, en el marco del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, dirigida por Mario Gas sobre una obra del dramaturgo Ernesto Caballero.

Para ello, solo hacen falta tres actores en la escena emeritense, José María Pou en el papel de Cicerón, junto con Tirón y Tulia, que con sus vestimentas contemporáneas, con corbata, zapatillas y auriculares incluidos, intentan descubrir al espectador al verdadero Cicerón, para lo cual recurren a constantes ‘flashback’ del presente al pasado, para dar a conocer la vida del célebre orador romano en contraste con la actualidad.

Palabras como la retórica, la política, la diplomacia o la oratoria son el hilo conductor de esta obra, que ha arrancado los aplausos del público asistente a ‘Viejo amigo Cicerón’ en Mérida, y que a lo largo de su poco más de una hora de duración, ofrece a los espectadores algunos paralelismos entre la época del orador romano y la actual.

FELICES DE ESTAR EN MÉRIDA

Tras la representación, el director de ‘Viejo amigo Cicerón’, Mario Gas, ha destacado en declaraciones a los medios de comunicación que el elenco de la obra están “felices de estar en Mérida”, tras lo que ha valorado la respuesta del público a la obra.

“La función desde mi punto de vista ha sido fantástica, los actores han estado estupendos y el público ha estado fantástico”, ha resaltado Mario Gas, quien ha señalado que ha sido una noche de estreno “bonita, mágica, estupenda y con buena química”.

A su juicio, en el estreno de este miércoles “se demuestra que las piedras son piedras en virtud de que pueden ser contemporáneas”, por lo que ha señalado que “hay que mimarlas, pero no levantarles un altar que impida que todo avance”, ha dicho.

Por su parte, el protagonista, José María Pou, ha resaltado que se ha sentido “cómodo” en el papel de Cicerón, tras lo que ha señalado que se ha “divertido mucho haciendo la función, y esto no sucede normalmente en un estreno”, en el que normalmente “los nervios te tienen tenso”.

Sin embargo en este caso “desde el primer momento hemos empezado a jugar, y lo hemos pasado bien”, un hecho que ha sido “mérito del autor y del director, pero mérito también del público”, y que ha permitido a pesar de las dificultades del textos han “sabido divertirse” en el teatro.

Así, Pou ha resaltado que se ha “sentido arropado” en el Teatro Romano de Mérida, en el que “la escenografía ayuda muchísimo”, por lo que ha considerado que “ha sido una buena noche de estreno, por pedante que eso pueda parecer”, ha señalado.

Miranda Gas, por su parte, que da vida a Tulia en la obra, ha destacado de “un placer y una maravilla” actuar en Mérida, donde “el público aquí arropa”, aunque es un escenario que “impone”.

Finalmente, el autor de la obra, Ernesto Caballero, ha resaltado que el texto supone un “juego con el tiempo” y con las épocas, en la que “el propio tiempo real lo modelamos como si fuera arcilla”, tras lo que se ha mostrado “feliz” en el “marco incomparable” que supone el Teatro Romano de Mérida.

Cabe destacar que no es la primera vez que los protagonistas de esta obra acuden al Festival de Mérida, en el que José María Pou ha actuado en más de una decena de ocasiones desde que debutó en 1971, mientras que Ernesto Caballero, Bernat Quintana y Mario Gas también habían participado en otras ocasiones en el certamen emeritense, por lo que la única de este montaje que debuta en el certamen es la actriz Miranda Gas.

Se trata del segundo estreno del 65 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que es una coproducción del certamen emeritense y el Teatro Romea de Barcelona, y que podrá verse en el Teatro Romano de Mérida hasta este domingo, 7 de julio. E.P.

Comparte en tus redes sociales: