El Instituto de la Mujer apuesta por la información y la educación de los jóvenes y del resto de la sociedad para que no se demande prostitución

La ciudad de Almendralejo al estar en la A- 66 en una zona de tránsito, es una de las poblaciones incluidas en los llamados “puntos calientes de la región”, en la llegada de mujeres víctimas de trata.

Al igual que en otros municipios grandes se están cerrando clubes y se están abriendo pisos, explica el Instituto de la Mujer de Extremadura.

Esta realidad hace que combatir la trata de mujeres con fines de explotación sexual sea cada día cada vez más complicado. Los pisos son espacios privados en los que es más difícil el acceso para cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Así lo ha explicado la directora general del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), Elisa Barrientos, que ha participado en la clausura del seminario “Mujer tenías que ser” del Instituto de Enseñanza Secundaria Carolina Coronado de Almendralejo, que en los últimos meses ha tratado el tema de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.

Información y educación entre la juventud

Para combatirlo la directora del IMEX ha propuesto la información y la educación de los jóvenes y del resto de la sociedad para que no se demande prostitución.

“Fundamentalmente los mensajes van en el no consumo de la prostitución”, ha aseverado en relación a los planes aprobados por el IMEX sobre esta materia.

Abordar el problema de manera transversal

Respecto al seminario clausurado este martes, la directora general ha afirmado que “es el modelo hacia el que deberíamos avanzar para la prevención, erradicación e intervención de la violencia hacia las mujeres”.

En su opinión “no es suficiente con una horita o una jornada”,  sino que es necesario tratar el tema de una forma más amplia en los centros educativos, como ha ocurrido en el instituto Carolina Coronado, donde se han desarrollado nueve ponencias.

Comparte en tus redes sociales: