Un total de 96 muestras son las que han participado en la XX edición del premio Espiga Vino D.O. Ribera del Guadiana. En la mañana de hoy viernes se ha llevado a cabo la cata final en las instalaciones del hotel Acosta Centro, de modo que en breve se galardonará a los mejores vinos embotellados y comercializados por la D.O., habiendo contado con el 95 por ciento de las bodegas que pertenecen a ella. Así lo ha señalado el director técnico del concurso, Emiliano Zamora, que ha destacado la “calidad y homogeneidad en algunas de las categorías”. Se ha referido al “alto nivel” en los blancos y tintos cosecha, de modo que se auguran caldos de crianza y reserva que “serán muy interesantes” en los próximos años. Por todo ello, Zamora ha indicado que el desarrollo del certamen ha sido “positivo”, añadiendo que la entrega de premios tendrá lugar, previsiblemente, a principios de junio en Badajoz.

 

Desde la organización de este concurso, que desarrolla Caja Rural de Extremadura, han valorado al panel de catadores que se ha encargado de valorar los caldos, destacando que ha estado compuesto por “expertos nacionales”. Muchos de ellos vienen participando desde el inicio de este certamen, lo que ha permitido analizar “la evolución y revolución” de los caldos. Así lo ha confirmado Manuel María López Alejandre, uno de los catadores y ex secretario del Consejo Regulador de la D.O. Montilla-Moriles, quien ha explicado que cuentan con un importante futuro que “está empezando a aflorar al mercado”. E.P.

 

Comparte en tus redes sociales: