Los licenciados de Bellas Artes de la Facultad de Sevilla de la pasada campaña de restauración de verano han montado el belén franciscano que se encuentra en el Museo de Santa Clara.
El belén es una actividad tradicional del museo se abre con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción y se retira pasado los Reyes Magos.
         El director del Museo de Santa Clara, Juan Carlos Rubio, explica que con este belén se hace una mezcla de la historia evangélica y la historia de la creación de lo que fue el belén. San Francisco de Asís montó el primer belén para la conmemoración del nacimiento de Jesucristo en la Nochebuena de 1223, en una cueva próxima a la ermita de Greccio (Italia).  Se puso en la cueva al niño, un asno y un buey para que los aldeanos participarán. A partir de aquí los belenes se han extendido siendo una costumbre hasta nuestros días.
       En el belén del museo de Santa Clara de Zafra se conjugan dos momentos importantes: el primero el evangélico que aparecen la Virgen, San José, el niño Jesús y los Reyes Magos, junto con el segundo momento los franciscanos con San Francisco y Santa Clara que significa la mezcla de los tiempos.
          Las imágenes expuestas son piezas de una antigüedad que oscilan entre los Siglos XVII al XX y están vestidas para recrear a las imágenes del belén. Unas piezas de gran valor qué se encuentran en convento de Santa Clara de Zafra y algunas ya se han expuesto como pieza del mes.
       Los belenes del museo los ponían primero las religiosas las hermanas clarisas, aunque después se pusieron varios belenes napolitanos de autores andaluces (Raúl Veróz y la Familia Salcedo Ramírez) y ahora este que desarrollan los licenciados de Bellas Artes de la Facultad de Sevilla.

Comparte en tus redes sociales: