El Diario Oficial de Extemadura (DOE) publica hoy la resolución de la Dirección General de Sostenibilidad, por la que se formula el informe de impacto ambiental de la actuación prevista por la agrupación Complejo Ibérico de Extremadura.

Por lo que el Ayuntamiento concederá la licencia cuando los promotores de la industria registren el proyecto definitivo.

Detrás del proyecto se hallan Señorío de Montanera, Ibercom, Estirpe Negra, Industrias Cárnicas Villar, Montesano, Grupo Alejandro Miguel y Campofrío. El gran matadero de cerdo ibérico de Extremadura se instalará en Zafra con la previsión de estar operativo en 2021 tras acometer una inversión de entre 16 y 18 millones de euros. El proyecto industrial creará un mínimo de cien puestos de trabajo, entre directos e indirectos. En la documentación que incluye queda constancia que ninguna de las administraciones y organismos consultados sobre la incidencia que puede tener en su entorno la puesta en marcha del matadero, ha puesto objeciones al proyecto.

El macromatadero y sala de despiece se desarrollarán a través de una superficie total construida de 17.605,80 metros cuadrados entre planta baja y primera, de los que 14.498,40 metros lo ocuparán el edificio principal. La instalación cárnica requerirá de 1.285.500 metros cúbicos de gas natural por año mientras que el consumo eléctrico se sitúa en 2.177,02 kilovatios/hora.

También es apreciable las necesidades de consumo de agua para esta gran industria. Según el estudio presentado ante la Consejería de Medio Ambiente, el suministro de agua al macromatadero se realizará mediante acometida procedente de la red pública, con un consumo estimado de agua de 934 metros cúbicos al día. Para hacerse una idea, para llenar una piscina olímpica se necesitan 2.500 metros.

La tramitación administrativa del proyecto y la obtención de los permisos imprescindibles se ha demorado unos meses respecto a la previsión inicial de Cibex, que contaba con tener toda la burocracia resuelta en el último trimestre del año. Próximamente contará con la autorización ambiental unificada pero no es necesaria para empezar las obras. Ahora los promotores tienen que concretar la empresa constructora del matadero. Debe estar listo a principios o mediados de 2021 para estar en funcionamiento en la campaña de montanera de 2021-2022.

 

 

Comparte en tus redes sociales: