La Asociación para el Desarrollo de la Cultura del Vino en Tierra de
Barros visita en plena campaña de la cosecha de la uva, la Bodega Cave
San José de Villafranca

Siguiendo el programa de actividades perteneciente a la anualidad 2021,
la Asociación para el Desarrollo de la Cultura del Vino en Tierra de
Barros, visitaba durante la tarde de ayer, en plena campaña de la
cosecha de la uva, a pocos días del fin de la misma, la Bodega Cave San
José de Villafranca de los Barros, sita en Carretera de Palomas, Km.
1,8.

Una bodega que ofrece la posibilidad de recibir visitas guiadas a sus
instalaciones al paso de la caída de la uva a la tolva y su proceso en
la cadena de producción, además de, posteriormente degustar los
propios caldos que la citada bodega elabora de esos frutos tras la
vendimia.

Así, esta veintena de socios conocía de la mano del presidente de la
cooperativa y bodega Cave San José, Manuel González Flores, del
director gerente, Benito Durán y el enólogo Jaime González, que las
instalaciones fueron fundadas en 1963 por 15 vecinos de la localidad. Y
que situada en plena Ruta de la Plata, sigue con la tradición en la
elaboración de sus vinos.

Con el paso de los años, esta sociedad de viticultores actualmente,
consta de 1.100 socios. Tiene una superficie total aproximada de 20.000
m2, con una capacidad de 40 millones de kilos de uva y una facturación
aproximada de 12.048.192,77 EUR.

En palabras del citado presidente, “no escatimamos esfuerzos,
conjuntando a la misma vez tradición con la aplicación de las
tecnologías más avanzadas”. Por su parte, Benito Durán guiaría al
grupo por cada una de las instalaciones, al paso que iría describiendo
cada una de ellas, zona de recepción de uvas, peso y grado de las uvas,
almacenar vinos, envasado de vinos y por último a través de la
Bodeguilla, su venta de vinos al público y otro tipo de delicatesen.

Del mismo modo, el coruñés Jaime González apuntaba que, “como
asociación por la cultura del vino que sois, nos ha parecido
interesante enseñar una bodega de elaboración industrial, enseñar los
procesos de elaboración del vino y luego hacer una cata para ver que
los distintos procesos de la uva generan al final distintos tipos de
vinos”. E iba más allá, analizando de la cata ofrecida: “Hemos
empezado con el primer blanco joven que ha terminado este año, un
macaveo, luego hemos pasado a nuestro vino Canchal blanco que ya es del
año pasado, seguidamente al vino Canchal rosado, y por último hemos
catado el vino Canchal tinto, todos vinos premiados todos con
Denominación de Origen y que son los de más alta gama que elaboramos
aquí”.

Y hacía otro apunte, “probablemente este año no lleguemos a 30
millones de kilos de uva y calculo que la elaboraremos con unos seis
millones y medio o siete millones de litros de tinto y en torno a 25
millones de litros de blanco que la verdad es una merma considerable con
respecto al año pasado, al anterior y al anterior, nos vamos a ir
entorno al 40% menos incluso que el año pasado que ya fue un año
corto”.

Y finalizaba, “Nos encanta poder enseñar la bodega, las instalaciones y
terminar las visitas con unas catas para que los visitantes puedan
conocer el tipo de bebida que elaboramos, y este año, la ventaja que
hemos tenido es que como la cosecha ha sido corta sí hemos tenido esa
posibilidad de enseñar la bodega un día por la tarde, habitualmente en
condiciones normales esto habría estado lleno de operarios trabajando y
mangueras”.

Por último, el presidente de la Asociación ‘Avitibar’, Asociación
para el Desarrollo de la Cultura del Vino en Tierra de Barros, Antonio
Flores agradecía a la cooperativa, al presidente Manolo, al gerente
Benito y al enólogo Jaime por la atención tenida con el grupo y su
acogida a éstas instalaciones.

Juan Francisco Llano Báez

Comparte en tus redes sociales: