El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Villafranca Ramón Ropero,  propone nuevas ayudas directas a los comerciantes y hosteleros de la localidad, autónomos y pequeños empresarios que se han visto afectados por el cierre de su actividad como consecuencia del incremento de los casos de contagios en la localidad y que ha obligado a restricciones de la movilidad.

A través de una nota de prensa el Grupo Municipal Socialista afirma “que ante esta situación de dificultad por la que atraviesan los comercios, bares, restaurantes, el ayuntamiento debe articular ayudas de hasta 1.000 euros por beneficiario”.

Este Grupo Municipal ha registrado un escrito en el consistorio para dejar constancia de nuestra petición y, al mismo tiempo, brindamos nuestra colaboración para abordar y acordar con el gobierno local este nuevo plan de ayudas, afirman.

Asimismo termina su nota “apelando a que las ayudas lleguen lo antes posible a los afectados, se agilicen los trámites y se simplifique en la manera de lo posible el procedimiento, de modo que estas ayudas directas puedan beneficiar al mayor número de afectados”, así como evitar errores de la convocatoria pasada.

 

 

Comparte en tus redes sociales: