El alcalde de Villafranca José Manuel Rama, acompañado del concejal de festejos Mariano Blanco y los representantes de las Asociaciones Vecinales han comparecido esta mañana en rueda de prensa con el fin de anunciar la cancelación de las fiestas tradicionales debido a la pandemia del COVID  y a las situación que estamos viviendo, con una normativa que hay que llevar a cabo con el fin de preservar la salud de los vecinos”, y anunciar  que el 23 de Noviembre será fiesta local.

El edil villafranqués afirmó que a estas suspensiones se ha llegado tras una serie de reuniones y fruto del consenso con las Asociaciones Vecinales , donde se ha puesto de manifiesto que lo mas responsable es que las fiestas tenga una estructura “adaptada totalmente a los protocolos establecidos en materia Covid”, por lo que muchos de las actos no van a poder llevarse a cabo tal como se venían haciendo tradicionalmente, con una serie de actividades lúdicas, culturales y musicales., precisamente fruto de estas reuniones surgió la propuesta de hacer fiesta local el 23 de Noviembre, debido a la seña de identidad de la ciudad con la música, y unirla a la festividad de Santa Cecilia.

Rama ha querido agradecer al Concejal de Festejos y a los Presidentes de las Asociaciones Vecinales y Asociaciones, el trabajo realizado donde siempre ha predominado el diálogo, y la disposición, para entender que en esta situación “tan excepcional que estamos viviendo”, lo mas coherente y razonable es hacer las fiestas en este contexto.

El Concejal de Festejos Mariano Blanco ha querido incidir en que la fecha elegida para celebrar la fiesta local será el 23 de Noviembre, “una idea de las Asociaciones de Vecinos”, que también han estado presentes en esta comparecencia de prensa y han explicado el porqué de esta fecha, y las sinergias puestas encima de la mesa para elegir ese día concreto el más adecuado para que sea fiesta local, donde siempre han puesto por encima de todo el beneficio común de toda la ciudadanía, y la disposición para que Villafranca siga siendo una “Ciudad Viva”.

Los representantes de las Asociaciones han manifestado que han venido trabajando durante todo este confinamiento con reuniones virtuales, analizando la normativa que se aprobaba cada semana, lo cual ha ido “condicionando la forma de trabajar y de plantear las fiestas”, y dentro de esas reuniones surgió la idea de que ya que una de las señas de identidad de Villafranca “es la música”, había que potenciar esa identidad “dándole un protagonismo especial este año”.

Una idea que parte del consenso, y al ser una ciudad de músicos había que aprovechar esta oportunidad para hacer algo diferente  asimismo afirmaban que de la mano del Ayuntamiento el movimiento vecinal sepa estar a la altura y ofrecezcan una serie de actos “que sean del agrado de tod@s”, afirmaron.

El representante de la Asociación de Vecinos “la Coronada”, no descartó hacer un acto “donde la pisada del primer mosto”, sea el protagonista, aunque todo irá marcado por como vayan desarrollándose esta situación.

 

 

Comparte en tus redes sociales: