La Junta de Extremadura ha mantenido contactos con el Gobierno de España para interesarse por la situaciónde los transportistas extremeños atrapados en Dover tras el cierre de la frontera de Francia con Reino Unidopara intentar frenar el avance de una nueva cepa de coronavirus.

La consejera de Igualdad y portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha informado de que en la tarde de este pasado martes el Ejecutivo regional mantuvo contactos con diferentes ministerios para mostrar la preocupación por estos profesionales y para ver si hay algo que esté en sus manos para solucionar la situación.

Así, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Gil Rosiña ha expresado que al presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara, le preocupa este hecho que afecta también a transportistas extremeños.

Cabe destacar que el cierre de la frontera con Reino Unido ha bloqueado la ruta más habitual de los transportistas españoles desde la isla a la península, entre Dover, en el sureste de Inglaterra, y el puerto de Calais, en el noroeste francés.

Comparte en tus redes sociales: