Esta mañana el Presidente de la Junta de Extremadura ha comunicado a los medios de comunicación la rescisión del contrato con esta empresa.

 

Los trabajadores de Ambulancias Tenorio han pedido a los dirigentes regionales que “den un paso al frente” y “pongan solución” a la “situación lamentable” tanto de la plantilla, formada por unos mil trabajadores que no han cobrado la paga extra de diciembre, como de los vehículos, porque “existe un mantenimiento inadecuado”, como ruedas desgastadas, pastillas de freno en mal estado, calefacción averiada o “fallos de motor”, entre otras.

Así lo ha señalado el secretario del Comité de Empresa de Cáceres, Sergio Cortés, que ha indicado que todo ello repercute en la seguridad de los trabajadores y de los usuarios ya que, además, “hay una gran falta de vehículos para prestar el servicio correctamente”, por lo que se incumple el contrato de la empresa, y no se renuevan a los trabajadores que cumplen su contrato, “aún cuando la empresa dice que no encuentran personal para cubrir el servicio”.

En una comparecencia ante los medios de comunicación a las puertas de la empresa en la capital cacereña, Cortés ha criticado que “en estas fechas tan señaladas” los trabajadores siguen sin cobrar la paga extra de diciembre y “todavía se deben guardias” de diciembre de 2019.

ACTUACIÓN URGENTE

“Por todo ello, exigimos públicamente a la Administración que actúe de manera urgente para solucionar definitivamente el problema y que los trabajadores, al igual que todos los extremeños, disfrutemos de un servicio público y digno”, ha señalado el representante laboral, que ha reivindicado que se cumpla la “legalidad vigente”.

Asimismo, se ha dirigido al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y al consejero de Sanidad, José María Vergeles, y al gerente del SES, Ceciliano Franco, a los que ha pedido que se pongan “en la piel” de los trabajadores y de los pacientes.

“No me los imagino a ninguno de los tres esperando tres horas en el hall del hospital esperando tres horas a que venga una ambulancia y no me los imagino montados en una ambulancia a cero grados arropados con un manta, o con un contrato en prácticas haciendo el mismo trabajo que cualquier compañero con un contrato normal”, ha aseverado Cortés.

Además, ha pedido a los dirigentes regionales que visiten el centro coordinador de Mérida donde los trabajadores “tienen que hacer malabares para sacar el servicio diariamente”, ha dicho, al tiempo que ha pedido que “den un paso al frente y pongan solución a este problema”, algo que pasa por “cumplir el convenio y los pliegos del contrato”.

Según ha señalado Cortés, el contrato recoge que debería haber 135 vehículos y actualmente hay “unos 80 prestando el servicio”, lo que suponen “excesos de jornada” y “un montón de problemas que se vienen arrastrando durante los últimos tres años”.

Comparte en tus redes sociales: