El secretario general de CCOO de Industria de Extremadura, Saturnino Lagar, ha presentado este viernes en Badajoz ante la Inspección de Trabajouna denuncia por la situación “totalmente inhumana” que las empleadas de una cooperativa de ajos en Aceuchal están sufriendo.

La denuncia, que será “la primera de muchas” porque lo denunciado es una situación que se estaría dando presuntamente hasta en ocho cooperativas de Tierra de Barros, según Lagar, trata de acabar con una situación “totalmente indignificada” para las trabajadoras de un sector para la limpieza y desgrane de ajos mayoritariamente feminizado.

En concreto, en su denuncia CCOO advierte de que las trabajadoras realizan “jornadas interminables” de “entre 8 y 11 horas” en “lugares de trabajo propios del tercer mundo, sentadas en cajas de fruta y haciendo su trabajo en otras cajas”, en una situación que el sindicato entiende que es “totalmente inhumana”.

Además, advierte de que cinco trabajadoras de la cooperativa en cuestión “han sido despedidas por el simple hecho de haber reclamado su salario del convenio del campo y su jornada del convenio del campo”, dentro de lo que a su juicio “son actitudes totalmente mafiosas”; y ha avanzado que el sindicato va a reclamar “por supuesto” estos cinco despidos.

Al mismo tiempo, en declaraciones a los medios, Saturnino Lagar ha indicado que la formulada este viernes va a ser la primera denuncia “de muchas”, porque “si esto no se soluciona” el sindicato va a denunciar “cooperativa por cooperativa”, ha espetado, toda vez que el “problema” denunciado por CCOO en una cooperativa concreta es una “misma práctica” en las cooperativas que ha podido visitar.

En todo caso, ha alertado de que en el caso concreto de la cooperativa denunciada “la diferencia es que las trabajadoras se han organizado, llamaron al sindicato” y afrontaron la situación, tras lo cual el empresario las despidió, ha señalado.

“Fuimos a visitarlas, vimos sus condiciones, pusimos los medios, conseguimos que el empresario ajustara el salario, pero una vez que conseguimos todo esto a las cinco compañeras que promovieron que esto se solucionara las despidió con una actitud totalmente mafiosa diciéndoles que ellas habían sido las que habían removido el charco y que por tanto se tenían que ir a su casa”, ha apuntado.

De igual modo, el sindicalista ha señalado que CCOO solicitará también a la Dirección General de Trabajo de la Junta de Extremadura la realización de campañas específicas en el sector del ajo en la comarca de Tierra de Barros y que “acabe con esta explotación”. “Porque hay que llamar a las cosas por su nombre y es una explotación total de las compañeras, de las jornaleras que se dedican a la limpieza y al desgrane de los ajos”, ha sentenciado.

PROCESO TRAS LA DENUNCIA

Así, una vez que Inspección reciba la denuncia registrada este viernes, el inspector tendrá que personarse en las instalaciones de la empresa y justificar todo lo que CCOO relata en la misma en lo relativo a una “jornada interminable” y una situación “precaria” en la que se encuentran las trabajadoras, algo que “lo verá porque está allí y eso es algo que no van a ser (el empresario) capaces de modificar en dos días”, ha explicado Lagar, quien ha considerado que Inspección “tiene un trabajo fácil” en este caso con lo ya relatado por CCOO en su denuncia para “sancionar” a la cooperativa de ajos de Aceuchal en cuestión.

En este mismo sentido, ha advertido de que “los registros de jornada no los están cumpliendo porque son registros de jornada que le dan para que firmen con horario de entrada y de salida y se ve perfectamente que las trabajadoras salen mucho después de que termine su jornada”.

Con ello, las trabajadoras reclaman limitarse a hacer “su jornada” y que “el trabajo que hacen 30 trabajadoras estén 50 ó 60”. “No quieren tampoco cobrar las horas extra, lo que quieren es hacer su jornada y tener vida, porque una jornada de trabajo de 9 ó 10 horas, en la que sabes a la hora que entras pero nadie te dice a la hora que sales es incompatible conciliar tu vida familiar”, ha sentenciado el sindicalista.

JORNADAS DE HASTA 11 HORAS

De este modo, sobre la situación concreta en la cooperativa denunciada por CCOO, Saturnino Lagar ha indicado que las trabajadoras “llegan allí, mientras hay ajos hay trabajo, si un día acaban antes acaban antes, y si no acaban pues (hacen) jornadas de hasta 11 horas”.

“Los que dicen que falta mano de obra en el campo se equivocan, y esta es una de las pruebas, en el campo lo que faltan son derecho y dignidad para los trabajadores y trabajadoras del campo, y cuando consigamos eso conseguiremos hacer un campo atractivo para la población desempleada que sí se dedicará a trabajar en el campo”, ha espetado Lagar.

Así, ha subrayado que “no podemos trabajar en el campo en estas condiciones, no podemos consentir que a las mujeres de Tierra de Barros se les amenace por el hecho de que tengan menos posibilidades de trabajar con situaciones de no volverlas a llamar a trabajar si no cumplen con esas jornadas de explotación”.

 

Comparte en tus redes sociales: