El torero Miguel Ángel Perera ha recibido el alta médica y hace unos minutos acaba de abandonar la Clínica Quirón de Zaragoza en compañía del doctor Carlos Val Carreres, que revisó de nuevo esta mañana la evolución de su herida.
Así lo ha comunicado el diestro de Puebla del Priopr a través de sus redes sociales, a su salida, Perera ha querido aagradecer  la atención exquisita recibida estos días tanto por el equipo directivo como médico del hospital.
Y, por supuesto, se acuerda muy especialmente de su compañero Mariano de la Viña, de cuya familia ha estado muy cerca estos días de estancia en la Clínica Quirón, arropándoles y acompañándoles en el deseo de su recuperación.

Comparte en tus redes sociales: