Un agente de la Policía Nacional de la comisaría local de Mérida fuera de servicio ha salvado la vida, el pasado día 26 de noviembre, de un hombre que se encontraba en el interior de un vehículo ardiendo.

Los hechos sucedieron sobre las 15,15 horas cuando el policía, mientras caminaba por la calle Ribera del Tajo, se percató de la presencia de un vehículo ardiendo y que en el interior se encontraba un hombre.

El varón estaba en estado de shock, con el cierre centralizado activado y ponía en peligro inminente su vida y la de las personas que se encontraban alrededor.

Esta persona, ante las indicaciones del agente para que saliera del coche, hacía caso omiso, aprovechando el agente un momento en que bajó la ventanilla para introducir el brazo y abrir la puerta del vehículo ardiendo, para de forma inmediata sacar a dicha persona del interior.

Paralelamente, los testigos que se encontraban en el lugar llamaron a la Sala CIMACC 091 para alertar de lo que estaba ocurriendo, acudiendo inmediatamente una dotación que sofocó el incendio con un extintor, hasta la llegada de la dotación de bomberos, que apagó definitivamente el fuego.

El varón, de 47 años de edad, fue trasladado a un centro sanitario, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

Comparte en tus redes sociales: