La cadena de supermercados físicos y de venta online Mercadona ha reactivado su proceso de donaciones de productos de primera necesidad a los comedores sociales y bancos de alimentos de Extremadura, durante la “situación excepcional” que atraviesa el país debido a la pandena de coronavirus.

Ante esta situación, Mercadona ha reactivado su proceso de donaciones con las entidades sociales de Extremadura con las que colabora habitualmente, y ha procedido además a implementar nuevas medidas que “garantizan tanto la seguridad de las personas, como el suministro de estas organizaciones”.

Como ejemplo de ello, la compañía ha afianzado su colaboración con la Residencia Nuestra Señora de la Soledad de Badajoz, a la que ha entregado productos de primera necesidad como leche, fruta, verduras, carne o pescado, entre otros, según informa Mercadona a través de nota de prensa.

La directora de Relaciones Externas de Mercadona en Extremadura, Maribel Martín-Romo, ha destacado que la compañía, “en su firme compromiso de estar al lado de los colectivos más desfavorecidos, intensifica su Modelo Responsable”, colaborando con los bancos de alimentos y comedores sociales de la región, a los que donó 209 toneladas de alimentos en 2019.

“La situación de excepcionalidad que estamos viviendo es muy cambiante y requiere por nuestra parte agilidad en nuestras decisiones y planteamientos”, todo ello, ha explicado Maribel Martín-Romo, con el “único objetivo” de “hacer lo que haga falta para dar respuesta a las demandas de las personas más necesitadas en esta situación de extraordinaria complejidad que estamos viviendo”.

Por su madre, la madre superiora de la residencia, Sor Elena Rebollo Rubio, ha agradecido la labor de la compañía “por la entrega de alimentos que nos realizan diariamente a nuestro centro, y más en el momento actual que nos encontramos por el Covid-19”, ya que con estas donaciones podrán elaborar “menús variados y saludables para nuestros ancianos”.

ACCIÓN SOCIAL SOSTENIBLE

Mercadona destaca que en el marco de su “compromiso de compartir con la sociedad parte de cuanto recibe de ella”, ha desarrollado el Plan de Responsabilidad Social, que “atiende el componente social y ético a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido”.

Así, y como parte de esta política, la compañía colabora con más de 210 comedores sociales y 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España y Portugal, a las que dona diariamente alimentos y participa en campañas de recogida de alimentos.

Cabe recordar que en 2019, la compañía donó a todos ellos un total de 9.218 toneladas de alimentos, 9.100 en España y 218 en Portugal, y además trabaja con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con distintos grados de discapacidad.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental, para lo cual, según destaca, cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos, y del que parte está basado en los principios de la Economía Circular y busca conjuntamente con los Proveedores Totaler la conversión de los residuos en nuevos recursos.

Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes.

Finalmente, recuerda Mercadona que desde 2009 es miembro del Foro Europeo de la Distribución para la Sostenibilidad (REAP), un organismo copresidido por la Comisión Europea en el que todos sus participantes son auditados periódica y externamente en materia de sostenibilidad, y desde 2011 es socio del Pacto Mundial de Naciones Unidas para la defensa de los valores fundamentales en materia de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

Comparte en tus redes sociales: