NADA DE LO HUMANO NOS ES AJENO

Como dice José Rubio a través de las redes sociales y que queremos hacernos eco de ello.

En medio de tanta sobreinformación, donde uno no sabe qué está contrastado y qué no… nos llena de alegría y de esperanza noticias cómo esta.
Religiosas de clausura de Fuente de Cantos se ponen a hacer mascarillas para ofrecérselas al ayuntamiento de su pueblo.
Esto está sacando lo mejor y lo peor de nosotros mismos… Mientras unos acaparan papel higiénico como si de un virus de colitis se tratase, estás mujeres, que pudieran parecer que no se han enterado del estado de alarma, se han enterado mucho más de lo que algunos pudieran pensar.
Ellas viven en clausura, por lo que salir más o menos le debería dar igual… Ellas podrían vivir en la tranquilidad de su convento, desentendidas del mundanal ruido. Y lo mismo los que no nos enteramos de nada o nos desentendemos somos nosotros. Saben que ser cristianos es dejarse afectar por todo lo que ocurre, compartir alegrías, esperanzas, gozos y sufrimientos, por eso se han puesto manos a la obra o, mejor dicho, manos a la máquina.
Se han puesto a elaborar mascarillas, después de recibir el visto bueno del proceso de elaboración y, tanto es así, que han elaborado 500 mascarillas en un día. No es para tener muchas guardadas, ellas han puesto todo (telas y mano de obra)
Las carmelitas de clausura de Fuente de Cantos, han realizado estas 500 mascarillas en el día de ayer, un dia de fiesta para ellas, que el Ayuntamiento de Fuente de Cantos destinará para los usuarios de la Residencia de Mayores, el Centro Ocupacional, o el Centro de Salud.
Según la alcaldesa de la localidad Carmen Pagador no descarta que puedan hacer una nueva remesa con el fin de tener todos los centros abastecidos.

Comparte en tus redes sociales: