En su intervención, la presidenta de la Fundación Banco de Alimentos de Badajoz, Cristina Herrera, ha definido como “pilar fundamental” a los voluntarios, y ha añadido que, gracias a ellos, 16.000 ciudadanosde la provincia tienen recursos alimenticios en estos momentos
Al acto también han asistido el presidente de la Junta de Extremadura, el gerente de la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), la presidenta de la Asamblea de Extremadura, la delegada del Gobierno en Extremadura, el presidente de la Diputación de Badajoz, el alcalde de Badajoz y el arzobispo de Mérida-Badajoz, entre otros representantes y autoridades

La Fundación Banco de Alimentos de Badajoz ha celebrado esta mañana el 25 aniversario de su creación durante un acto llevado a cabo en el Palacio de Congresos de la capital pacense, en el que han participado la propia presidenta de la fundación, Cristina Herrera, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, entre otros representantes regionales y locales.

Durante su intervención, Herrera ha dado a conocer que, a lo largo de estos años, más de 180.000 ciudadanos de toda la provincia han sido atendidos en algún momento de su vida por el Banco de Alimentos, a quienes se les ha entregado una cifra muy superior a los 50 millones de kilogramos de productos alimenticios. En este sentido, ha recordado que todo esto ha sido posible gracias a cinco mujeres que “decidieron hace 25 años dejar de lado aquello a lo que con todo su derecho se dedicaban en su tiempo libre para dedicárselo a los demás”.

También ha tenido palabras para quienes ha definido como “pilar fundamental” del Banco de Alimentos, los voluntarios. “Ellos lo son todo. En estos momentos, 16.000 ciudadanos tienen recursos alimenticios gracias a ellos, y lo hacen sin necesidad de que nadie por las calles les reconozca o les pueda dar las gracias por su labor”, ha señalado la presidenta de la fundación. De todos estos voluntarios, hoy han sido reconocidos tres de ellos por su dedicación durante tantos años. Son José Antonio Belmonte Méndez, Antonio Bueno Marín y Luis Vaca Olivera. “Qué emocionante es ver lo que hacéis, con esa sencillez, con esa normalidad, como si esa labor no fuera algo ya de por sí extraordinario”, ha añadido Herrera, quien también ha tenido palabras de agradecimiento para los representantes de las instituciones públicas, empresas y particulares que colaboran entregando alimentos.

“Entre estos particulares, quiero destacar que, incluso, hemos vivido en primera persona cómo alguno niños han venido al Banco de Alimentos para entregarnos ellos mismos el dinero que le habían regalado por su cumpleaños o que le habían traído los Reyes Magos, para que nosotros compráramos alimentos para otros niños que pasan hambre”, ha destacado.

Además de la presidenta de la Fundación Banco de Alimentos  de Badajoz y del presidente de la Junta de Extremadura, al acto también han asistido el gerente de la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), la presidenta de la Asamblea de Extremadura, la delegada del Gobierno en Extremadura, el presidente de la Diputación de Badajoz, el alcalde de Badajoz y el arzobispo de Mérida-Badajoz, entre otros representantes y autoridades.

 

AGRADECIMIENTO DE LA SOCIEDAD

Por su parte, Ignacio Gragera ha dado las gracias en nombre de la ciudad y como vecino de la misma por la labor del Banco de Alimentos, que es “digna” de reconocer y de alabar, especialmente en los dos últimos años, ha dicho, en los que el “reto” que se ha presentado como consecuencia de la pandemia para quienes como el banco se dedican a ayudar a los demás “ha sido mayúsculo”, por lo que pueden sentirse “muy orgullosos” del trabajo que han desempeñado.

 

“Vuestra labor es integral y por tanto es doblemente difícil y desde aquí hay que agradeceros, animaros y sobre todo empujaros para que podáis seguir desarrollándola”, ha remarcado, para desear al Banco de Alimentos pacense “al menos” otros 25 años más, que sigan “haciendo ciudad” y “generando, sobre todo, esperanza y certezas en aquellos que más lo necesitan”, y que ha tenido, tiene y tendrá “siempre” al Ayuntamiento de Badajoz a su lado.

A su vez, Carmen Aguirre ha reconocido que es una “satisfacción” celebrar estos 25 años y que cuando sus amigas y ella misma se lanzaron a esta idea no sabían la trascendencia que iba a tener, a la vez que ha sostenido que ser voluntario “engancha”, y ha invitado a los asistentes a implicarse en “algún” voluntariado “porque merece la pena hacer algo por los demás”.

Finalmente ha tomado la palabra Guillermo Fernández Vara, que ha resaltado la labor llevada a cabo por el Banco de Alimentos de Badajoz a través de la solidaridad, así como de los voluntarios que dedican “una parte de su vida a ayudar a que otros tengan vida, garantizando la alimentación”, de manera que ha mostrado su “profunda gratitud” a quienes “aportan su tiempo libre para mejorar la sociedad”.

También ha valorado “el tiempo”, y ha indicado que es lo “más valioso” que se tiene, como también ha reiterado que ponerlo a disposición de los demás es un acto que hace a las sociedades “mejores” y ha señalado que la riqueza se mide siempre en términos de PIB, aunque existen otros elementos para medir la capacidad de la sociedad, como la solidaridad.

Por último, el jefe del Ejecutivo autonómico ha abogado por “poner en el frontispicio” de las prioridades evitar que haya gente que no tenga para comer, de manera que los alimentos puedan ser redistribuidos de manera equitativa.

Comparte en tus redes sociales: