La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) ha recomendado “ser cautos” ante las rebajas con el fin de no caer en el consumo “excesivo”, además de recordar que las condiciones de venta han de ser las mismas que durante el resto de períodos del año.

En concreto, la UCE ha indicado que lo único que puede variar en los artículos es el precio, ya que no pueden presentar “taras o defectos” y deben formar parte de la oferta habitual de la tienda.

De tal manera, como ha apuntado la asociación, el consumidor tiene derecho a conocer el precio antiguo del artículo que debe figurar en la etiqueta junto con el nuevo precio “ya rebajado” o bien el porcentaje de rebaja para que se puede apreciar la cuantía del descuento.

Además, respecto a las tarjetas de crédito, el comerciante que no las admita en su establecimiento en rebajas debe colocar un cartel en el escaparate, según ha informado la UCE en nota de prensa.

También ha recalcado que, con la tarjeta de crédito, se debe exigir siempre la factura o el ticket de compra, cuya entrega es obligatoria, ya que constituye un comprobante en caso de reclamación o devolución.

Asimismo, se deberá mantener la misma política de devoluciones que el resto del año, “salvo que el comerciante lo anuncie adecuadamente y de forma bien visible”.

En esta línea, también se deberá entregar la garantía “debidamente cumplimentada” en la compra de electrodomésticos, aparatos radiofónicos u ordenadores, entre otros.

Finalmente, la UCE ha aconsejado a los usuarios que salgan a comprar con una lista “lo más cerrada posible” ajustada a las “posibilidades económicas reales”, ya que se debe evitar “caer en la trampa” del consumo excesivo.

Por ello, la UCE ha remarcado que esta época de rebajas debe ser un período para equipar la familia o el hogar con “mejores precios” sin dejarse llevar por compras impulsivas.

Comparte en tus redes sociales: