El número estimado de defunciones en Extremadura durante las 21 primeras semanas de 2020, y hasta el 24 de mayo, asciende a 5.688 en Extremadura, lo que supone 642 más de las esperadas, y representa un incremento del 12,73 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

En concreto, en las primeras 21 semanas de 2019 fallecieron en Extremadura un total de 5.046 personas, frente a las 5.688 del mismo periodo de este año, lo que supone 642 defunciones más, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recibidos desde los registros civiles combinados con información histórica desde el año 2000 de la estadística de defunciones, con el objetivo de estimar las defunciones ocurridas durante el brote del COVID 19.

Comparte en tus redes sociales: