Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales de Extremadura presentan en estos momentos “una sobrecarga” en toda la región, que tiene mayor incidencia en Mérida y en Plasencia, pero está “garantizada la atención intensiva en todos los hospitales de la comunidad”.

Así lo ha destacado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, a preguntas de los periodistas en rueda de prensa en Mérida, sobre la ocupación hospitalaria de la comunidad debido al incremento de pacientes ingresados por coronavirus, que alcanzó los 777 este pasado lunes.

En su intervención, y atendiendo a las camas instaladas UCI que hay en los hospitales extremeño, “el porcentaje de pacientes Covid, frente a no Covid, es muy alto”, por lo que quedan pocas camas de UCI para la atención al resto de enfermedades que son tiempo dependientes”.

Por tanto, y ante esta situación, en Extremadura, igual que en otras comunidades autónomas, se han habilitado más camas UCI, para lo cual se han tenido que “ampliar algunos otros espacios, que o bien eran utilizados como unidades de cuidados intermedios, o como espacios de reanimación”, con el objetivo de “intentar absorber las necesidades de cuidados intensivos que trajesen los pacientes”, ya sean con coronavirus o no, ha explicado el consejero.

“Nuestros hospitales se están adaptando a la situación de ocupación que tienen en este momento”, ha valorado Vergeles, quien ha reiterado que “en este momento está asegurada en Extremadura la atención intensiva para aquellos pacientes que lo necesiten”, sea por Covid o por otra causa.

Ante esta situación, el titular extremeño de Sanidad se ha mostrado “muy agradecido” a todos los profesionales de los hospitales de la región, tanto de las UCI como de Anestesiología y Reanimación, porque “están haciendo un trabajo excelente”.

En este sentido, Vergeles ha señalado que, de acuerdo a los datos del Instituto de Salud Carlos III, solo un 0,5 por ciento de los infectados por coronavirus tienen necesidad de ser ingresado en la UCI, por lo que ha calculado que “durante un par de semanas se registrará un incremento de necesidades de UCI de pacientes Covid”, ante lo que ha señalado que los sanitarios “están trabajando con muchísimo rigor”.

Por su parte, el 6 por ciento de los contagios de Covid-19 necesitan ser ingresados en planta en los hospitales, pero ha señalado que en camas de aguados, el sistema sanitario extremeño puede “responder de forma más ágil”.

ATENCIÓN DE SANITARIOS JUBILADOS Y ESTUDIANTES

Por otra parte, y respecto a la posibilidad de que estudiantes de Medicina puedan incorporarse a los hospitales de la región, Vergeles ha confirmado que hasta el momento no han “llamado a ninguno”, aunque es necesario contar con “una previsión de cómo nos vamos a organizar si la presión asistencial supera determinados límites establecidos”.

De ahí se ha puesto sobre la mesa esta propuesta de que estudiantes de Medicina puedan prestar asistencia en los hospitales, un asunto que deberán hablar con la Universidad de Extremadura, “por si fuese necesario contar alguno de los alumnos”, aunque ha apuntado que su participación “sería en todo momento voluntaria”.

Así, y sobre la incorporación de sanitarios jubilados, el consejero de Sanidad ha señalado que algunos médicos o enfermeras se han ofrecido para participar en el plan de vacunación o en otros servicios, por lo que ahora se está estudiando que, en caso de necesitarlos, “cómo se podrían incorporar al sistema para que accediesen a la información clínica y estuviesen respaldados por nuestro seguro de responsabilidad civil”.

Pero “en este momento no hemos llamado a nadie”, ha reiterado el consejero de Sanidad, quien ha señalado que se trata de “previsiones” por si fuese necesario incorporarlos.

Comparte en tus redes sociales: