La población objetivo de la primera fase de vacunación contra la Covid-19 en Extremadura será de algo más de 25.000 personas, que serán trabajadores y usuarios de las residencias de personas de edad y de personas con discapacidad, y habrá “dosis suficientes” para ese grupo.

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha informado de este aspecto este martes en una rueda de prensa, en la que ha destacado también que las estimaciones de las personas que se quieren vacunar en esta fase supera el 65 por ciento y está “más cerca del 70”.

No obstante, ha reconocido Vergeles que la administración autonómica está pendiente de la confirmación o no de un grupo de residentes que no pueden decidir por sí mismos y que tienen un tutor legal que será quien manifieste el consentimiento por escrito.

Vergeles ha dado a conocer estos datos en la presentación del acuerdo para el transporte de las vacunas frente a la Covid-19 a las residencias al que se ha llegado con los farmacéuticos de la región, que se suscribirá próximamente, y en dónde ha estado acompañado de los presidentes de los colegios oficiales de farmacéuticos de Cáceres y Badajoz, Pedro Claros y Cecilio Venegas.

Este acuerdo permitirá, con la ayuda de los profesionales farmacéuticos, suministrar la vacuna contra la Covid-19 con todas las “garantías y condiciones de seguridad” y asegurando la necesaria trazabilidad y cadena de frío.

Comparte en tus redes sociales: