La comunidad autónoma de Extremadura presenta una “transmisión comunitaria descontrolada” en la actualidad aunque con “tendencia a la estabilización”, debido al “cierto descenso” en la incidencia acumulada que se ha registrado en los últimos días, aunque todavía “es pronto para comprobar que esa tendencia se va consolidando”.

En concreto, la incidencia acumulada se sitúa este miércoles en la región extremeña los 595 casos por cada 100.000 habitantes a los 14 días, y de 269 casos a los 7 días, por debajo de la media nacional, tras lo que ha señalado que “previsiblemente la tendencia en los próximos días será a disminuir” esta incidencia.

Las cifras de incidencia acumulada “están bajando porque está bajando la incidencia acumulada en los grupos de edad de 15 a 29 años”, de tal forma que la edad media de los contagios de Covid-19 se ha incrementado en los últimos días en la región hasta los 32 años.

Así lo ha explicado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, en rueda de prensa este miércoles en Mérida, en la que ha admitido que la región está en “un momento complicado de la pandemia, no es un momento fácil”, ya que se mantiene en nivel de alerta 2, de riesgo medio por coronavirus.

En su intervención, Vergeles ha señalado que el descenso en la edad media de los contagiados “quiere decir que lo que empezó siendo un incremento de la incidencia en los grupos más jóvenes de la población”, ahora hay “otras edades que se han contagiado y por eso la edad de los contagios está subiendo”.

En cualquier caso, el consejero de Sanidad ha alertado de que, a pesar de la bajada de la incidencia acumulada, ésta es “insoportablemente alta todavía”, ya que 595 casos por cada 100.000 habitantes “no se puede mantener durante mucho tiempo”, ya que “esto habla de una permanencia del virus en el medio ambiente, que puede llevar a que se produzcan mutaciones” o la entrada del virus en las residencias.

IMPORTANTE TASA DE REALIZACIÓN DE PRUEBAS

Además, el titular extremeño de Sanidad ha aludido a “importante” tasa de realización de pruebas diagnósticas que tiene Extremadura en la actualidad, que se sitúa en las 3.595 pruebas por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la media nacional que está en 2.489 pruebas.

Esta alta tasa de prueba posibilidad que Extremadura tenga un porcentaje de positividad en las pruebas del 9,8 por ciento, “la más baja de la península”, ha valorado Vergeles, quien ha señalado que de esta forma se está “asegurando que estamos detectando prácticamente toda la infección que hay en la sociedad”.

De hecho, hasta el 97 por ciento de los contagios de Covid-19 detectados en el último día eran asintomáticos, lo cual es posible gracias a la realización de cribados y a la trazabilidad de los casos positivos detectados en esta quinta ola.

Ante esta situación, Vergeles ha agradecido la labor de los profesionales sanitarios que hacen posible la detección de casos, así como a los ciudadanos que acuden a los cribados y que colaboran expresando sus contactos una vez que han dado positivo, con el objetivo de “perimetrar bien los brotes”.

VACUNACIÓN

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales ha definido como “bueno” el ritmo de vacunación, dado que los equipos inoculan el cien por cien de las dosis disponibles. Así, ha indicado que a fecha de hoy se han administrado 1.394.319 dosis de las vacunas. Hay vacunadas 773.475 personas con una dosis, lo que supone una cobertura en la población mayor de 12 años del 81,12 por ciento, mientras que con la pauta de vacunación completa se encuentran 691.143 personas (una cobertura del 72,5 por ciento en los mayores de 12 años).

De entre 30 a 39 años, grupo de edad vigente en su vacunación, hay una tasa de cobertura del 94 por ciento en primera dosis (más de 108.079). En el tramo de edad de 12 a 29 años (alrededor de 163.000 personas), se ha vacunado ya al 40 por ciento.

En cuanto a certificados COVID se han emitido 313.981, de los cuales el 98,8 por ciento han sido de vacunación; el 1,1 por ciento, de recuperación y el 0,1 por ciento, como consecuencia de pruebas. El 61,94 por ciento de los certificados se han entregado por la vía presencial y el 38,06 por ciento, de forma digital.

ESTUDIO SOBRE CIERRES PERIMETRALES

José María Vergeles ha indicado que Salud Pública ha realizado un estudio sobre la eficacia de los cierres perimetrales. Dicho estudio arroja datos como que a la semana del cierre de la localidad el descenso promedio de incidencia es de 206,74 puntos, “una cifra muy importante”, ha calificado Vergeles. Al levantar el perímetro, la cifra de descenso es de 348,15 puntos.

“Cuando se decide perimetrar, estamos provocando un descenso de la incidencia acumulada a los 7 días de media de un 47,28 por ciento menos, lo cual nos viene a señalar la eficacia del cierre perimetral”, según Vergeles.

RESIDENCIAS

Actualmente hay 4 afectadas por covid, “afortunadamente no en la intensidad de otras olas”, en palabras de Vergeles. Se ubican en Torrejoncillo (con 3 casos confirmados entre residentes, sin fallecidos); en Don Benito (en la Santa Teresa Jornet, con 19 residentes afectados y el fallecimiento de dos personas); en los pisos tutelados de Pescueza (sus 4 residentes, sin fallecidos) y en Jaraíz de la Vera (con 6 residentes afectados y sin fallecidos).

Para detener esta situación se realizarán cribados quincenales a todo el personal de residencias, independientemente de su estado de vacunación, y cribados tras las vacaciones. Solo de ese modo, “seremos capaces de atajar la entrada del virus en residencias”.

ACUERDOS DEL INTERTERRITORIAL

José María Vergeles ha explicado algunos de los acuerdos adoptados hoy por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y que afectan a eventos deportivos, dado que en pocos días comenzarán tanto la Liga de fútbol como la de ACB de baloncesto. Así, hasta finales de agosto se permitirá un aforo al aire libre de hasta el 40 por ciento y en interiores del 30, con una distancia de seguridad de 1,5 metros.

De la misma manera, se permitirá la entrada a los estadios de los abonados hasta completar los límites de aforo. No estará permitido comer ni beber, salvo ingerir agua. Los estadios de fútbol y canchas de baloncesto tendrán que contar con un plan de contingencia de tal suerte que no se provoquen aglomeraciones ni en las entradas ni en las salidas.

ESFUERZO COLECTIVO

El consejero de Sanidad y Servicios Sociales ha abogado por un “esfuerzo colectivo”, que pasa por la participación de los profesionales sanitarios, continuar el ritmo de vacunación y una actitud colaborativa de la sociedad.

“Tenemos medidas de nivel de alerta 2 pero la idea es levantar en cuanto sea posible”, ha asegurado Vergeles. Para ello, dice, “necesitamos la concurrencia de la sociedad”.

 

 

 

Comparte en tus redes sociales: