Los sistemas informáticos de Atención Primaria en Extremadura han registrado en la actual campaña, y hasta el momento, unos 2.000 casos de gripe, lo que supone una reducción de “prácticamente el 90 por ciento” de la incidencia respecto a los “entre 15.000 y 20.000 casos” que se acumulaban en la comunidad el año pasado por estas fechas.

Dentro de las cifras registradas en la región, además, no ha habido constancia de que se haya dado algún caso grave hospitalizado ni ningún fallecido “específicamente” este año por gripe hasta el momento, según ha explicado el subdirector de Epidemiología del SES, Julián Mauro Ramos.

Así, tras indicar que la temporada tradicionalmente se prolonga hasta el mes de mayo, y aunque deja de haber casos aproximadamente a principios de marzo, ha apuntado que “todavía puede haber más casos y algún fallecido o algún caso grave”, aunque en todo caso “desde que se vigila la mortalidad y los ingresos graves este año es el mejor hasta ahora” en la comunidad.

En este sentido, el subdirector de Epidemiología ha añadido que la región ya habría superado en estas fechas el pico de la onda epidémica invernal en una temporada “normal”, ya que el pico suele darse a finales de enero o principios de febrero.

Igualmente, Julián Mauro Ramo ha reconocido que la incidencia de la gripe esta temporada “se esperaba que fuera menor” que otras campañas porque las medidas que se han estado tomando frente a la Covid-19 se asumía que “también tendrían su efecto frente a la transmisión de gripe”; lo que unido a que la cobertura vacunal ha aumentado “considerablemente” ha llevado a dar “resultado” en cuanto a una disminución “muy importante” –“y algo superior a lo esperado– de casos esta campaña en Extremadura.

Comparte en tus redes sociales: