Son casi cien euros más que hace una década y es la cuarta comunidad con mayor gasto sanitario

 

Extremadura es la cuarta región española con mayor gasto sanitario por habitante, según un reciente informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que sitúa para el ejercicio del 2020 a la comunidad con un gasto per cápita en atención sanitaria de 1.601,24 euros. Solo hay tres autonomías que tendrán un gasto sanitario mayor: País Vasco (1.809 euros), Navarra (1.789 euros) y Asturias (1.771 euros). La media del país se sitúa en 1.492 euros.

Lo presupuestado para este año supone un incremento de 16 euros por persona (un 1%) respecto al pasado 2019 y de casi cien euros en la última década, ya que el gasto sanitario per cápita en la comunidad extremeña fue de 1.509 euros en el año 2010. Entonces la región ocupaba la tercera posición del ránking nacional.

Aún así, buena parte de ese dinero se va a la farmacia. El informe destaca que el gasto farmacéutico no ha parado de incrementarse en los últimos años (un 33% de media entre 2014 y 2018), «con lo que el presupuesto disponible para asistencia sanitaria ha disminuido globalmente».

En la parte baja de la clasificación se encuentra Cataluña, que este año destinará a gasto sanitario 1.192 euros por persona. Le siguen Madrid con 1.236 euros y Murcia, 1.305 euros. Estas tres comunidades, además de Castilla y León, mantienen los presupuestos anuales prorrogados, de momento, como es el caso también de Murcia y Castilla y León (1.473 euros per cápita). El resto de autonomías ya cuentan con presupuestos definidos para este ejercicio y en todos ellos el gasto sanitario por persona supera al del 2010 «que fue el momento de mayores presupuestos per cápita destinados a la sanidad pública», destaca el informe.

Desde la federación que defiende la sanidad pública indican que los fondos que cada comunidad dedica a este capítulo muestra «su preocupación por el sistema sanitario público, ya que el modelo vigente de financiación autonómica permite trasladar a los presupuestos su interés por la sanidad y a la vez abre un amplio abanico de financiación por habitante y año entre todas ellas». De esta forma, el informe destaca la disparidad que existe entre el mayor (País Vasco) y el menor gasto (Cataluña): 616 euros por habitante y año. «Es una diferencia muy importante, superando a todos los años anteriores y haciendo imposible en la práctica que se den las mismas prestaciones con igual nivel de calidad», advierte

 

Comparte en tus redes sociales: