El “desgaste” en las estructuras sanitarias y el “estrés” provocado por la pandemia en los profesionales del Servicio Extremeño de Salud (SES) lleva a que en la actualidad “todavía cuesta” recuperar y mantener una actividad del sistema “adecuada” y similar a la de años anteriores.

Esta situación supone en consecuencia también una “dificultad” para el control de las listas de espera, frente a las cuales el SES está desarrollando el tercer plan operativo en la materia con vigencia hasta 2022, y para cuya aplicación con éxito la Administración regional pide la colaboración también de los partidos políticos, con el fin de lograr unos tiempos de espera sanitarios “acordes con las necesidades de los ciudadanos”.

Con ello, teniendo en cuenta que la pandemia ha provocado que en los centros de salud y hospitales la atención “prioritaria” ha sido atender a la Covid y todas las urgencias que había que seguir atendiendo, aquélla “lógicamente ha tenido también un impacto sobre la actividad asistencial habitual”, y para recuperar la misma “todavía está costando mucho trabajo”, de tal forma que el balance interanual de la actividad todavía está por debajo de la que había en años precedentes.

De este modo lo ha defendido en una comparecencia en comisión en la Asamblea este lunes a petición de Ciudadanos el director general de Asistencia Sanitaria del SES, Vicente Alonso, quien ha recordado que el tema de las listas de espera tiene un origen multifactorial, y frente al cual “evidentemente” las medidas del plan operativo que está desarrollando la Junta “no garantizan y no pueden garantizar en ningún momento la reducción al cien por cien de las listas de espera pero sí garantizan un control y un conocimiento pormenorizado de ellas”.

En todo caso, lo que sí garantiza la Administración sanitaria es, según ha recalcado, un “compromiso” de la organización para conseguir que las listas “sean razonables desde el punto de vista científico y social” y “sobre todo priorizar los procesos más graves como elemento equidad y cohesión social”.

Para esto, según Vicente Alonso, es necesaria la colaboración de todos, incluidos los partidos políticos, porque “esta colaboración en beneficio de los ciudadanos es fundamental, sobre todo teniendo en cuenta el estrés al que ha sido sometido el sistema sanitario y los profesionales, que se han visto sometidos a una situación excepcional que todavía no está resuelta y que además ha supuesto un desgaste muy importante en las estructuras y en los profesionales del SES” por la pandemia.

“Todavía nos cuesta recuperar la actividad, todavía cuesta mantener las plantillas al cien por cien. Todavía cuesta mantener una actividad adecuada y similar a la de años anteriores”, ha dicho el director general, quien ha añadido que esto supone también una “dificultad” para el control de las listas de espera”.

En este sentido, tras incidir en que “cualquier tipo de confrontación relacionada con las listas de espera va en detrimento de las mismas y en perjuicio de los ciudadanos”, ha pedido la colaboración de los partidos políticos para que “entre todos” se logre tener unos tiempos de espera sanitaria “acordes con las necesidades de los ciudadanos extremeños”.

PSOE

Por su parte, la diputada del PSOE María de la Cruz Buendía Lozano ha afirmado que, además de la “problemática habitual” de las listas de espera, la pandemia sigue incidiendo en la reducción de las mismas, de tal modo que si bien de 2015 a 2019 las listas bajaron casi en un 39 por ciento y en 2020 “se esperaba consolidar la tendencia a la baja”, la situación epidemiológica por la Covid “lo ha impedido”.

“Toda esta situación ha hecho que la lista de espera general haya aumentado respecto a 2019”, ha reconocido la socialista, quien ha defendido que “a pesar de todo” Extremadura sigue manteniendo unas cifras de listas de espera sanitarias “aceptables” respecto a las de otras CCAA.

En todo caso, ha incidido en que con el fin de mejorar las necesidades en materia sanitaria de los extremeños el SES continúa diseñando acciones y “renovando esfuerzos” para el control de las listas de espera, a través por ejemplo del tercer plan operativo integral.

Al mismo tiempo, ha lamentado la información “distorsionada” que la oposición trata de ofrecer en esta materia, y ha invitado a esperar al informe de diciembre de 2021 para poder conocer “la realidad y adoptar las medidas necesarias para seguir trabajando en la mejora continua de las listas de espera”.

PP

A su vez, la diputada del PP Elena Nevado ha criticado el “desmantelamiento” sanitario en las zonas rurales, y ha reconocido que su partido tiene “poca esperanza” en que la Junta atienda las propuestas que los grupos políticos de la oposición puedan realizar a partir de la comisión sobre listas de espera sanitarias que está trabajando en la Asamblea.

Ha pedido, en este sentido, que la Junta debería “recapacitar” en su política contra las listas de espera, porque desde 2015 y hasta junio de 2021 se ha “duplicado la cifra” de pacientes en espera en Extremadura. “Tenemos las mismas recetas, los mismos gestores e igual o peores resultados y por eso es tan necesario cambiar”, ha defendido Nevado.

La ‘popular’ ha considerado así que la Junta no debe “sacar pecho” por los datos de listas de espera, ya que “sacan a pacientes del sistema y no computan” por “reprogramaciones” y “suspensiones” de pruebas en diversas especialidades como consecuencia de los “recortes” llevados a cabo por la Administración, ha afirmado.

Nevado, al mismo tiempo, ha lamentado que han “bajado” las contrataciones sanitarias. “En lo sustancial, que es en los médicos, los enfermeros, el personal sanitario, ustedes reducen, dejan escuálida a la sanidad extremeña”, ha reprochado a la Junta.

CIUDADANOS

De su lado, el diputado de Ciudadanos José María Casares ha indicado que el año pasado fue “horrible” para la gestión de las listas de espera sanitaria, que sigue siendo el “principal” motivo de queja por parte de los pacientes, ya que “en 1.496 personas se han incrementado desde principios de año las intervenciones quirúrgicas” y “un 7 por ciento en consultas externas”, en pruebas diagnósticas con más de 13.000 personas más.

Así, ha alertado sobre la situación concreta de las lista de espera sanitarias en el área de Badajoz, así como sobre el “empeoramiento” también en el área de Mérida, en la de Don Benito-Villanueva de la Serena y en la de Llerena-Zafra.

También ha advertido del “empeoramiento” del periodo de espera en un 56 por ciento en atención especializada en siete de las ocho áreas de salud extremeñas; y ha incidido en que el plan de 20 millones de euros anunciado por el SES contra las listas de espera debería haber obtenido ya resultados.

Casares ha pedido así a la Administración regional el “paso necesario” para que “nadie desespere” por los tiempos de espera sanitarios en Extremadura.

UNIDAS POR EXTREMADURA

A su vez, el diputado de Unidas por Extremadura Joaquín Macías ha considerado “evidentemente” que la pandemia y todos los “trastornos y exigencias” que ha demandado del sistema sanitario “ha trastornado la evolución que había en la reducción de las listas de espera”, pero ha incidido en que “aún así es muy mala noticia que las listas de espera continúen aumentando” en Extremadura.

Al mismo tiempo, tras afirmar que hay que ser “comprensivos” con la política contra las listas de espera y no tratar de desgastar con ella a la Administración gobernante, ha mostrado preocupación por la evolución que está teniendo el “aumento” de los convenios con la sanidad privada durante la pandemia, toda vez que “el aumento de las listas de espera debilita a la sanidad pública y beneficia a la sanidad privada”, ha espetado.

Macías ha criticado igualmente la “falta de atractivo” en la política de contratación de profesionales sanitarios por parte del SES.

Comparte en tus redes sociales: