El sindicato CSIF de Extremadura ha exigido a la Consejería de Sanidad que retire “urgentemente” una partida de mascarillas FFP2 “defectuosas” del fabricante Garry Galaxy, modelo N95, que son “ineficaces” frente al Covid-19, de los cinco hospitales de la región en los que se han distribuido entre su personal sanitario.

Se trata, según indica el sindicato en nota de prensa, de los hospitales de Cáceres, Badajoz, Don Benito, Plasencia y Navalmoral de la Mata, donde el personal que las ha utilizado ha estado “gravemente expuesto” a un posible contagio por coronavirus al haber estado “muy cerca” de los pacientes con la enfermedad y “creyendo que estas mascarillas les protegían”.

CSIF, una vez que conoció que este modelo de mascarillas “no reúnen las condiciones” de protección para los sanitarios “ni cumplen con la normativa europea”, ha solicitado a la Consejería de Sanidad que se realicen test diagnóstico por PCR a todo el personal que las haya utilizado, así como a las personas que hayan estado en contacto directo con estos profesionales.

CSIF recuerda que en Extremadura hay hasta la fecha 392 sanitarios contagiados, por lo que no comprende cómo cómo la Administración ha enviado a los profesionales que están en primera línea de lucha frente a la pandemia con “un material que no garantiza su protección y la de las personas a las que atienden”.

Comparte en tus redes sociales: