La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX), en línea con lo manifestado en el comunicado conjunto de ayer por CEOE y CEPYME, ha responsabilizado al Ministerio de Trabajo de generar alarma y confusión con la guía que ha publicado este departamento del Gobierno sobre medidas en los centros de trabajo ante la expansión del coronavirus.

Según ha indicado el secretario general de la CREEX, Javier Peinado, “Trabajo no aporta nada en cuanto a protección ni prevención, solo confunde y crea ansiedad, con un comunicado que no es más que un compendio de lo que ya existe en cuanto a normativa laboral para casos de fuerza mayor, pero que da la impresión que ese caso ya se ha producido, cuando no es así, o al menos eso dicen desde Sanidad”. Por ello, ha pedido que se sigan las medidas marcadas por el Ministerio de Sanidad “que llaman a la prevención y a la cautela, transmitiendo normalidad y acciones básicas, que es lo que toca ahora mismo”.

Peinado ha explicado que las empresas españolas en general, y las extremeñas en particular “ya estamos tomando esas medidas preventivas, como informar a empresarios y trabajadores sobre qué hacer para evitar contagios, en cuanto a reforzar las medidas de higiene, taparse boca y nariz al estornudar, evitar contactos físicos etcétera, muy lejos de lo que transmite Trabajo en cuanto a cierre de centros de actividad”.

En este sentido, ha afirmado que la propia CREEX, a través de su web y de su servicio de prevención Preveex, mantiene una información constante sobre la situación del coronavirus y qué hacer en estos momentos “siguiendo los protocolos de Sanidad, como digo muy lejos de lo que transmite con su nota Trabajo, que parece no ser consciente de lo que puede suceder si se genera una ansiedad en los trabajadores y una alarma injustificada y se cierran los centros de trabajo”. En estas medidas estarían las ya mencionadas como básicas, así como el uso correcto de los equipos de protección individual, “unas medidas que ya se tomaron cuando se extendió la gripe A, y que ya se están tomando ahora por parte de los centros de trabajo para proteger a trabajadores y clientes”.

Como resumen, el secretario general de la CREEX ha señalado que lo que debe hacerse ahora es seguir lo marcado por Sanidad, tanto en las relaciones en los centros de trabajo como con los clientes, “y si Sanidad cree en algún momento que se da el caso de fuerza mayor, actuar en consecuencia, conforme a la norma, no hay más”.

IMPACTO ECONÓMICO

En cuanto al impacto económico de la crisis del coronavirus en Extremadura, el dirigente de la organización más representativa del empresariado extremeño ha comentado que aún no se está notando descenso de actividad, “pero es indudable que se notará a medio y largo plazo, porque las Bolsas ya lo están descontando y eso llegará a pie de calle, a la pyme, la microempresa y el autónomo”.

Sí se habría producido ya un efecto inmediato con la suspensión de ferias como la agroalimentaria de Japón, que es un gran escaparate anual para muchas empresas extremeñas, o en el turismo, al retraerse el de origen asiático “aún no muy importante en volumen en Extremadura pero que estaba ahora en pleno crecimiento”.

Peinado ha calificado como muy arriesgado hacer un pronóstico de impacto económico en este momento, “porque va a depender de cuánto se prolonga la crisis, pero si se alarga en el tiempo puede ser importante, y esperamos que entonces la Administración responda para reactivar y paliar consecuencias con medidas de orden fiscal o bonificaciones, pero de momento es pronto para pedir acciones concretas”.

Comparte en tus redes sociales: