El pasado 25 de noviembre comenzó la instalación del acelerador lineal de electrones de altas prestaciones para tratamientos de oncología radioterápica en el nuevo búnker del Hospital de Mérida tras obtener el permiso del Consejo de Seguridad Nuclear. El equipo y los sistemas auxiliares forman parte del conjunto de donaciones realizadas por la Fundación Amancio Ortega.

El Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital de Mérida incorporará las herramientas más avanzadas para las técnicas de tratamientos oncológicos que se van a poner en marcha como son la arcoterapia volumétrica de intensidad modulada (VMAT), la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) y la radioterapia guiada por la imagen (IGRT), además de la radioterapia 3D conformada actualmente disponible. También permitirá la realización de técnicas de alta precisión como la radioterapia estereotáxica extracraneal (SBRT) e intracraneal (radiocirugía), para esta última, de forma complementaria, se contará con un sistema de colimación micromultiláminas de alta precisión. Todo irá ello acompañado de sistemas de inmovilización y seguimiento de pacientes de última generación.

Una vez finalice la instalación del acelerador lineal se procederá a su puesta a punto y aceptación. Posteriormente el Servicio de Radiofísica realizará la calibración de los haces y su puesta en marcha. El Área de Salud de Mérida tiene como objetivo que los nuevos tratamientos están a disposición de la población en el menor tiempo posible, si bien, la labor que resta por hacer es de gran complejidad y supondrán unos meses intensos de trabajo.

UN SEGUNDO BÚNKER

Previo a la instalación del acelerador, el Hospital de Mérida ha requerido la construcción de un segundo búnker para su instalación. La inversión realizada ha sido de 673.406 euros financiados con fondos de la Comunidad Autónoma y el tiempo de ejecución ha sido de once meses. El búnker cuenta además con una sala de espera de pacientes y consulta médica con iluminación natural y dependencias para el manejo y control de los equipos de tratamiento.

El proyecto se engloba dentro de un plan estratégico del Área de Salud de Mérida para ofrecer la tecnología más avanzada para los tratamientos oncológicos que se realizan en el centro hospitalario. El personal de los servicios implicados está realizando la formación necesaria, en otros centros del país y en el propio hospital emeritense con el objetivo de tener todos los conocimientos necesarios cuando comience a funcionar el acelerador lineal.

NUEVO TAC

Por otro lado, el Hospital de Mérida contará con un equipo de tomografía axial computarizada (TAC) necesario para la obtención de las imágenes para los tratamientos radioterápicos. El equipo, que sustituirá al actualmente disponible en el Servicio, será el más avanzado de los disponibles en la región y su instalación está prevista que concluya en el primer trimestre del año. La sustitución del TAC se engloba en el plan de renovación tecnológica del SES.

Todo el equipamiento, acelerador y TAC, se integrará en una red de comunicación centralizada en el SES que incluye un sistema específico de gestión de pacientes y un sistema integrado en la red que permitirá realizar los procedimientos de prescripción de los tratamientos por parte del Servicio de Oncología Radioterápica y el diseño y cálculo de cada uno de ellos por parte del Servicio de Radiofísica. Además, en radiofísica, se van han incorporar equipos de dosimetría física y dosimetría clínica de última generación que permitirán realizar un control global de cada procedimiento de forma individualizada a nivel de los centros más avanzados en el ámbito internacional.

Comparte en tus redes sociales: