Técnicos de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio inspeccionan desde esta mañana en la comarca de Vegas Altas las zonas afectadas por las tormentas de la tarde de ayer en las que el granizo afectó a numerosas cosechas.

La Junta de Extremadura, como siempre, instará a Agroseguro a la mayor celeridad posible en la peritación de los daños provocados por las inclemencias meteorológicas y recuerda a los profesionales del campo la importancia de la contratación de los seguros agrarios, modelo de referencia en la política agraria de la Administración regional.

Recordemos que las fuertes lluvias, en ocasiones acompañadas de granizo, caídas en la tarde de ayer martes en parte de la región sacudieron de forma importante la comarca de Vegas Altas y, con mayores daños, poblaciones como Entrerríos, Guadalperales, Valdivia, Medellín, Mengabril, Ruecas o Hernán Cortés, entre otras.

La aparición del granizo ha supuesto un nuevo revés para muchas explotaciones de tomate y frutales. Diversos medios de comunicación recogen que “para los fruticultores es una nueva losa en un 2020 en el que ya se han visto afectados por el pedrisco en los últimos meses, mientras que al tomate llega en plena campaña de recogida de una cosecha atípica, pero que empezaba a normalizarse después de meses en los que se había alterado el ritmo inicial respecto a años anteriores”.

Sin embargo, es el tomate el cultivo más afectado. «Venimos de un año en el que la primavera ya hizo un daño considerable porque hubo que voltear plantaciones, se retrasaron algunas y trastocó todo el calendario, además de las enfermedades que provoca una primavera lluviosa, pero la campaña esta semana se estaba recomponiendo, por lo que ahora llega esto y una parte de producción se va a quedar en el campo destrozada por una tormenta de éstas», lamentaba Emilio Camacho, presidente de la asociación de agricultores de Don Benito y comarca.

foto : cedida

 

Comparte en tus redes sociales: