El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha pedido a la Junta que permita ejercer su actividad a la hostelería y a la restauración en Extremadura, así como al comercio “sin tantas trabas y tantas limitaciones”.

“No podemos matar la actividad económica, porque se ha demostrado en otras comunidades como en Madrid que sin frenar esos sectores de actividad se ha podido frenar la expansión del virus. Y el virus se frena su expansión haciendo test masivos y haciendo también una supervisión de las medidas que se ponen encima de la mesa”, ha apuntado Monago.

En esta línea, en una rueda de prensa telemática tras la reunión del Comité de Dirección, ha aseverado que “no se puede frenar el virus frenando la actividad económica”, ya que eso “no ha funcionado en ningún país plenamente desarrollado y en ninguna región próspera” de entorno.

Asimismo, Monago también ha considerado que un servicio que se debería considerar “esencial” son los centros deportivos, toda vez que “no hay evidencia científica” de que esa práctica pueda conducir a una incidencia mayor del virus.

En su intervención, Monago ha destacado que la reunión del Comité de Dirección del PP de Extremadura se ha centrado en los efectos de la pandemia sobre sectores de actividad que atraviesan por un “situación crítica y angustiosa”, como es la hostelería y la restauración.

Dichos sectores tienen en la región en torno a 7.000 establecimientos y 22.000 empleos directos, a los que se debe sumar, ha apuntado, un importante número de empleos indirectos vinculados a los mismos.

En esta línea, Monago ha reiterado que su partido ha demandado que “a ingresos cero, impuestos cero”, además de recordar que en el pasado mes de octubre pidió un plan de rescate para estos sectores de actividad para poder mantenerlos “a flote y contar con ellos cuando la situación mejore”.

Entre las medidas que contenía dicho plan, que no recibió el apoyo del PSOE, ha recalcado, destacaban ayudas directas, reducción de impuestos, la prórroga de los ICO, agilidad administrativa que permita poder soportar la situación que se está viviendo o reducciones y exenciones fiscales.

“En estos momentos estamos viviendo una situación que a nadie le agrada, y es que, en muchas ocasiones, ya han tirado la toalla y en muchas ocasiones no volverán a ejercer la actividad esas medianas y pequeñas empresas del sector de la hostelería, la restauración y el comercio”, ha aseverado.

MONAGO DICE QUE “HAN PAGADO LA CONSECUENCIA DE LOS ERRORES” DE LA JUNTA

Asimismo, el presidente del PP de Extremadura ha lamentado que estos sectores hayan “pagado la consecuencia de los errores” de la Junta, ya que con la hostelería cerrada Extremadura ha llegado a tener de las incidencias acumuladas “más altas del mundo” mientras que Madrid, ha ejemplificado, con la hostelería y la restauración abierta, no tenía esos índices.

Por ello, ha indicado que el hecho de que Extremadura haya llegado a tener una de las incidencias acumuladas “más altas del mundo” con la hostelería y la restauración cerradas evidenciaba que las medidas adoptadas por el Ejecutivo regional “no eran acertadas”.

“Lo que está claro y demostrado es que la hostelería no ha provocado lo que ha sido que el virus campara a sus anchas en nuestra comunidad autónoma. Sin embargo, no siendo los causantes, no habiendo ninguna evidencia científica son uno de los sectores que están pagando las consecuencias de los errores del señor Vara y del señor Vergeles a la hora de la toma de decisiones”, ha apuntado el ‘popular’.

De esta forma, ha añadido que “nadie entiende en Extremadura” que pueda haber grandes centros comerciales ejerciendo su actividad o que se asista a la universidad y que no puedan ir dos personas a tomar un café, ha dicho.

TRAMITACIÓN DE AYUDAS

Por otra parte, el presidente del PP de Extremadura ha demandado a la Junta de Extremadura que ponga en marcha mecanismos para que la tramitación de las ayudas para los sectores más afectados por la pandemia se desarrolle de forma más ágil.

Así se ha referido a las críticas del Colegio de Graduados Sociales de Badajoz que ha expuesto que para “un solo expediente se tardaban doce horas de tramitación”, algo que es “sencillamente inadmisible”, en opinión de Monago.

De esta forma, José Antonio Monago ha instado a que los fondos lleguen “en tiempo y forma” y que no parezca una “auténtica yincana o una carrera de obstáculos”.

Así, ha recordado que en 2018 se licitó una plataforma para el registro electrónico. “Ha pasado dos años y sin embargo vemos que o no se ha puesto en marcha esta plataforma o sencillamente hay una serie de obstáculos que habrá que resolver”, ha apuntado.

PLAN DE VACUNACIÓN

Asimismo, y preguntado por los siguientes grupos de vacunación y la propuesta de que los próximos puedan ser los ciudadanos de más edad, José Antonio Monago ha considerado que dicha propuesta está “cargada de sentido común”.

Así, ha dicho que, después de los mayores que están en residencias y de los profesionales sanitarios en primer línea, hay que atender a los más vulnerables, al tiempo que ha recordado que en Extremadura hay más de 200.000 mayores que no viven en residencias.

De esta forma, ha dicho que una vez que los vulnerables estén vacunados, se debería implementar una serie de prioridades.

Comparte en tus redes sociales: