Las lluvias de la última semana han hecho aumentar la reserva de la cuenca del Guadiana un 2,6 por ciento, hasta alcanzar el 40,1 por ciento de su capacidad, mientras que la del Tajo se encuentran al 45,6 por ciento.

En el conjunto del país, las últimas lluvias de los temporales Daniel, Elsa y Fabién han provocado un impacto positivo en los embalses, que esta semana han acumulado 4.023 hectómetros cúbicos, lo que representa el 7,2 por ciento de la capacidad total de los embalses, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica, que señala que en la actualidad guardan 30.978 hectómetros cúbicos.

Así, en la actualidad los embalses han alcanzado el 55,7 por ciento de su capacidad total tras las considerables lluvias que han afectado a prácticamente a toda la Península y la máxima se ha acumulado en Vigo, con 175,2 litros por metro cuadrado.

Por ámbitos, la reserva se encuentra al 89 por ciento en Cantábrico Oriental; al 92,1 por ciento en Cantábrico Occidental; al 90,2 por ciento, en Miño-Sil; al 92,7 por ciento en Galicia Costa; al 95,2 por ciento en las cuencas internas del País Vasco; al 72,6 por ciento, el Duero, y al al 45,6 por ciento, el Tajo.

Además, Guadiana está al 40,1 por ciento; Tinto, Odiel y Piedras, al 75,5 por ciento; Guadalete-Barbate, al 48,6 por ciento; Guadalquivir, al 43,9 por ciento; la Cuenca Mediterránea Andaluza, al 49 por ciento; Segura, al 33,5 por ciento; Júcar, al 38,7 por ciento; Ebro, al 76,2 por ciento y las Cuencas internas de Cataluña están al 62,8 por ciento.

En esta misma semana 52, la última del año, los embalses hace un año estaban al 55,36 por ciento. La cifra de agua embalsada actualmente está un 3,55 por ciento por debajo de la media de los últimos diez años y un 0,20 por ciento por debajo del volumen que había hace un año.

Comparte en tus redes sociales: