Las últimas lluvias aseguran los recursos de agua suficientes para la campaña de regadío en Extremadura, según indican desde la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, que valoran de forma “muy positiva” esta situación.

El agua captada por los embalses invita a pensar en una campaña de riego “normal”, aunque “aún podrían padecerse situaciones de escasez”, advierten desde la Junta en una nota de prensa, por lo que insta a los profesionales agrarios a “seguir con su conducta de eficiencia” en el uso del agua de riego.

Añade que las comunidades de regantes y la Consejería de Agricultura siguen trabajando con las miras puestas en el futuro de un sector agrario que resulte “sostenible” desde el punto de vista económico, logre “consolidar explotaciones rentables, generadoras de empleo, y que sean respetuosas con el medio natural”.

Finalmente, indica que el agua supone un “recurso estratégico” para potenciar la agroalimentación extremeña, motivo por el que la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio continúa desarrollando políticas públicas para “fortalecer” la agricultura de regadío en la región y lograr su eficiencia energética, asegurando así su “sostenibilidad medioambiental, social y económica”.

Comparte en tus redes sociales: