“Que haya gobierno en España es fundamental, pero no a cualquier precio”. Así de contundente se ha mostrado Javier Peinado, secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) al ser interpelado sobre las negociaciones de las últimas semanas para que Pedro Sánchez forme su nuevo Ejecutivo.

Peinado ha añadido que, hasta ahora, “la información que tenemos sobre lo que ocurre es mínima, ya que se anunció hace un mes un acuerdo entre PSOE y Podemos, y se trasladó a la opinión pública un documento de intenciones, muy generalista, sin programa de gobierno, y no hay nada más que sepamos”.

En todo caso, el secretario general de CREEX ha indicado que las informaciones hablan de que se están buscando acuerdos necesarios para que salgan los números, la aritmética parlamentaria, “pero más allá, la sociedad, los inversores, la economía, necesitan certidumbres, y eso pasa por saber qué haría el nuevo gobierno, por donde iría su política económica, el empleo, las pensiones, en definitiva, el estado del bienestar, puesto que la incertidumbre frena inversiones y paraliza el crecimiento”.

Al ser preguntado sobre si la CREEX maneja como escenarios más favorables que se forme gobierno con apoyo de grupos como ERC o que haya nuevas elecciones, Peinado ha sido tajante: “un gobierno con ERC no sería bueno para España, ni, por supuesto, para Extremadura, en ese escenario unas nuevas elecciones llegarán más temprano que tarde”. El dirigente de la organización más representativa del empresariado extremeño ha recordado que desde hace meses “venimos insistiendo en la necesidad de un gobierno moderado y estable, pero si luego hacen falta alianzas para, por ejemplo, los presupuestos estatales, de nada va servir repartir carteras y hacerse la foto, puesto que podríamos vernos abocados al mercadeo para poder sacar adelante el presupuesto”.

El secretario general de la CREEX ha comentado que en Extremadura, “ya sabemos qué pasa cuando el gobierno depende de los nacionalistas, y ahora el escenario es que puede dependerse de independentistas, nacionalistas y territorialistas de Cataluña, País Vasco, Canarias, Teruel, Cantabria… ¿qué supone esto? Supone volcar los esfuerzos inversores y fiscales a otros territorios que no son Extremadura, pese a nuestro déficit histórico, así que Extremadura perdería”.

Según Javier Peinado, “todo sale de la misma bolsa, que es la que es, porque no es opción aumentar el déficit, ya que España se expondría a un más que seguro ataque de los mercados, ni incrementar la deuda, que ya está en un nivel insoportable, de manera que cuando el BCE retire los estímulos a la compra de bonos soberanos, que va a pasar más pronto que tarde, tendremos un gran problema con la factura de los intereses”.

El dirigente empresarial ha insistido en que “lo que hay debe repartirse con criterios de solidaridad, eficiencia y justicia social, y ahí Extremadura perdería si otros se imponen tirando hacia sus territorios porque al gobierno les hacen falta sus apoyos”.

Como conclusión, Peinado ha asegurado: “para nosotros, lo mejor es un gobierno estable y moderado que actúe con criterios de necesidad y justicia; si tenemos un gobierno rehén de los votos territoriales, mala cosa para Extremadura, ahí perdemos seguro”.

Comparte en tus redes sociales: