El Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) ha abonado entre los días 2 y 4 de mayo un total de 130.350 prestaciones en Extremadura (82.179 en Badajoz y 48.171 en Cáceres), lo que supuesto un montante total de 84.976.827 euros (51.761.016 en Badajoz y 33.215.811 en Cáceres).

Se produce de haber reconocido durante el mes de abril 48.481 prestaciones nuevas (29.278 en Badajoz y 19.183 en Cáceres), en aplicación de las medidas aprobadas por el Gobierno de España para la protección de los trabajadores ante la pandemia por Covid-19 y la declaración del Estado de Alarma.

El SEPE ha realizado por segundo mes consecutivo un «esfuerzo extraordinario» para abonar la nómina del mes de abril entre los días 2 y 4 de mayo, cuando se venía haciendo el día 10 de cada mes, señala en nota de prensa la Delegación del Gobierno en Extremadura.

Entre los 130.350 trabajadores que han percibido prestaciones del SEPE correspondientes al mes de abril, figuran 37.455 trabajadores acogidos a los ERTE por fuerza mayor a causa del Covid-19 (21.405 en Badajoz y 16.050 en Cáceres), incluidos en los 6.663 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo presentados por esta causa en Extremadura (3.808 en Badajoz y 2.855 en Cáceres).

Pese a las circunstancias por las que atraviesa España, el SEPE ha realizado un «esfuerzo extraordinario» por parte de los trabajadores del SEPE, en condiciones muy difíciles, para el reconocimiento de las prestaciones. Durante el mes de abril, las oficinas del SEPE en Extremadura han reconocido 48.481 prestaciones, lo que supone un 37,2 por ciento del total de las prestaciones que abona el Gobierno.

Como novedad, las empresas acogidas a un ERTE por fuerza mayor a causa del Covid-19, si a partir del próximo lunes retoman parte de su actividad, podrán sacar del ERTE, incluso a tiempo parcial, al personal que necesite. Esta medida «facilitará la situación a muchos pequeños y medianos empresarios y la incorporación de miles de trabajadores a su puesto de trabajo».

El Gobierno de España ha adaptado la normativa a la situación actual para «favorecer» tanto a empresas como a trabajadores la vuelta a la «nueva normalidad». Así, el Gobierno es consciente de la «necesidad» de una prórroga del mecanismo de los ERTE, especialmente en los sectores más golpeados por esta crisis, y esta prórroga se encuentra inmersa en el diálogo con los agentes sociales.

La adaptación de la normativa realizada por el Gobierno a través de la declaración del Estado de Alarma «ha permitido su utilización generalizada, con seguridad jurídica y a escasos días del inicio de la emergencia sanitaria con el objetivo de salvaguardar el empleo y la actividad económica, actuando como un paraguas de protección social», en el que se puede incluir también el reconocimiento de una prestación a las empleadas de hogar, o el abono que se ha hecho a los 29.500 autónomos que ya la han percibido en Extremadura.

En apenas un mes el SEPE ha reconocido más de tres millones de prestaciones en toda España y ha adecuado la normativa necesaria gracias al diálogo social con sindicatos y empresarios; acuerdo que está siendo «clave» –según la Delegación del Gobierno en Extremadura– en la protección de empresas y trabajadores y que será muy necesaria en el proceso de reconstrucción que se deberá poner en marcha tras la desescalada.

Comparte en tus redes sociales: