Vergeles descarta con los datos actuales un colapso del sistema sanitario aunque advierte que no se ha estabilizado aún la curva de contagios

Casi 7.200 extremeños están aislados en sus casas a día de hoy por el Covid-19, ya sea porque han dado positivo en una PCR, como es el caso de de los 1.524 casos activos de Covid-19, o porque son contactos estrechos de estos y se encuentran en cuarentena, situación en la que están otras 5.714 personas en la región.

Los hospitales extremeños contabilizan a 45 pacientes de Covid ingresados, ocho de los cuáles están en UCI, datos que evidencian que el sistema sanitarios extremeño está en esta segunda oleada del coronavirus “muy lejos” de un “colapso” que obligue a paralizar la actividad ordinaria de los hospitales como ocurriera en la primera en los meses de marzo y abril, según ha subrayado este jueves en rueda de prensa por el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles.

“Ni por asomo esto se parece a lo que ocurrió en marzo”, ha señalado el máximo responsable de la sanidad extremeña, que ha apuntado que hay “muchísimas diferencias” entre la primera oleada y la segunda, que deben servir para afrontar esta segunda oledada “de la mejor forma posible”.

En primer lugar, ha señalado que hay un porcentaje de asintomáticos “mucho más alto” en la primavera, que ha cifrado en un 67% de los positivos detectados en la última semana.

Asimismo, el crecimiento de esta segunda oleada es “más lento” que en la primera, que fue “exponencial”. “Ahora es mantenido en el tiempo pero lento, lo que permite al sistema sanitario abordar los casos”, ha insistido Vergeles, quien achaca esta situación también a que ahora hay más jóvenes entre los contagiados.

De hecho, la edad media ha bajado más de 20 años de una ola a otra, pues si en la primera se encontraba en los 62, los nuevos contagiados arrojan una media de 41 años.

También hay ahora un sistema sanitario “mejor preparado”, y en este punto ha remarcado que las cosas se están haciendo “razonablemente bien”. Una afirmación que ha afirmación en las 121.418 PCR realizadas, con una media diaria en las últimas semanas de 1.600, lo que permite, y esto es otra diferencia, realizar diagnósticos “más precoces”.

En este sentido, ha subrayado que se realiza PCR en menos de 24 horas al 94% del total de los casos sospechosos detectados en Atención Primaria, una cifra que se eleva al 97% de los que acuden a las urgencias hospitalarias.

No obstante, Vergeles ha advertido que la comunidad no ha alcanzado aún el pico de la curva de contagios, algo que espera que se produzca conforme se vaya reduciendo la movilidad con el fin del periodo estival y el inicio del curso escolar, que se mantiene para el 10 de septiembre de forma presencial.

117,17 CASOS POR 100.000 HABITANTES

Actualmente la incidencia acumulada en los últimos 14 días en Extremadura es de 117,17 casos por cada 100.000 habitantes, lo que la sitúa en el puesto número 15 de las comunidades y ciudades autónomas del país con menos casos.

A su vez, ocupa el puesto 11 en número de ingresos y el porcentaje de camas covid ocupadas es del 2 por ciento, compartiendo con Galicia el penúltimo puesto. Datos todos ellos que indican que la región es de las comunidades “menos afectadas” por esta segunda ola.

Esta incidencia se ha venido incrementando progresivamente en el último mes, según Vergeles asociada al incremento de la movilidad durante los meses de verano, tanto por quienes visitan la región como por los propios extremeños que viajan a otros puntos del país.

Así, la incidencia era diez veces menor hace poco más de un mes. En concreto, el 27 de julio se situaba en 11,6 casos por cada 100.000 habitantes, que ha ido subiendo a 17,3 la semana siguiente; a 28 contagios la del 10 de agosto; a 40,8 la del día 17; a 74,6 la del 24 de agosto; a 106,6 la del día 31, hasta la actual, con fecha de 2 de septiembre, de 117,17 casos por cada 100.000 habitantes.

RESPONSABILIDAD DE LOS CIUDADANOS

Por todo ello, Vergeles ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos para que “ayuden” al sistema sanitario a “doblegar esta segunda curva” de contagios, para ser capaces de comenzar el curso escolar “de forma adecuada”.

“Este gobierno va a poner todo lo que tiene encima de la mesa para poder afrontar esta situación tan larga y tan complicada que estamos viviendo en este país”.

Algo que, ha incidido, “el sistema sanitario solo no lo puede hacer, necesita la participación, la concurrencia de toda la sociedad”, que ha subrayado que siga en la mima línea que hasta ahora: “se ha comportado muy bien”.

 

Extremadura mantiene activos 71 brotes de Covid-19, ninguno de ellos en centros residenciales

La comunidad autónoma de Extremadura mantiene en estos momentos 71 brotes de Covid-19 activos, que aglutinan a 906 casos positivos y a 3.069 contactos, y ninguno de los cuales se sitúa en centros residenciales.

Así, en Extremadura se han llegado a declarar 87 brotes en el total del periodo, de los que 16 ya han sido cerrados y los otros 71 “en su inmensa mayoría están acotados y algunos de ellos en franca regresión y en los próximos días podrán ser también cerrados”, según ha desgranado en rueda de prensa este jueves en Mérida el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles.

De igual modo, se encuentran en situación de aislamiento social y de regreso a la Fase 2 un total de cinco brotes que afectan a seis localidades extremeñas (Alcántara, Alía, Villarta de los Montes, Valencia de las Torres que forma brote junto a la localidad de Llera que se confinó ayer; y a la finca La Barquilla perteneciente a la localidad de Barquilla de Pinares).

En este sentido, la Junta de Extremadurasolicitará este jueves la autorización judicial para aplicar una segunda prórroga de la fase de aislamiento y regreso a Fase 2 para Villarta de los Montes, porque si bien si bien se va reduciendo “de forma importante” el número de personas infectadas dentro del brote en dicha localidad, “todavía la incidencia es lo suficientemente alta como para el menos durante 7 u 8 días siga manteniendo el aislamiento social y la Fase 2”, ha explicado Vergeles.

Además, la Junta ha solicitado este jueves la autorización judicial para la primera prórroga –por un periodo de alrededor 14 días– para el aislamiento social y la Fase 2 en la Finca La Barquilla, porque “aunque es verdad que van disminuyendo también los casos activos sigue teniendo una incidencia importante”.

SIN BROTES EN CENTROS RESIDENCIALES

Por otra parte, el consejero de Sanidad ha destacado que “no hay” ningún brote de Covid-19 en este momento en centros residenciales de Extremadura, algo que según ha dicho “no es por casualidad” sino que obedece al plan de contingencia diseñado por la Junta.

Dicho plan, según ha recalcado, ha permitido entre otras cuestiones que en este periodo de ‘nueva normalidad’ hayan sido detectados 16 trabajadores positivos por Covid-19 que iban a empezar a trabajar en centros residenciales y que “antes de empezar a trabajar han sido apartados”.

En este sentido, Vergeles ha añadido que el SES va a continuar realizando pruebas PCR a todos los trabajadores que se incorporen a centros residenciales por primera vez a los mismos o por regreso de trabajadores habituales de sus vacaciones, porque “los centros residenciales tienen una población muy vulnerable y por tanto todas las medidas son pocas”.

Al mismo tiempo, ha recordado que en el periodo de ‘nueva normalidad’ “sólo” se detectó un brote en el CAM de Alcuéscar con un residente, en un centro que según ha apuntado no pertenece a gestión de la Junta sino del IMSERSO, aunque está siendo seguido desde Salud Pública de Extremadura.

Dicho residente en este momento está ingresado en un hospital y no hay nadie por tanto en dicho centro infectado.

Comparte en tus redes sociales: