El Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles un decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Lugar de Interés Etnológico, el conjunto de fuentes, pilares, lavaderos y molinos tradicionales ubicados en la localidad de Valverde de Burguillos y que se conoce popularmente como “La Cultura del Agua”.

 

Además de su valor material, estos recursos son elementos importantes de socialización de la población, por lo que poseen un gran valor simbólico que se debe conservar y proteger para su legado, en las mejores condiciones, a las generaciones futuras.

El conjunto está formado por los siguientes elementos: fuente abrevadero de “el Pilar”; fuente lavadero “el Charco”; aljibe “Fuente Nueva”; “La Presa” y la senda peatonal sobre el antiguo canal que conduce a la fábrica electro-harinera San Luis; fuente abrevadero “el Pocito”; fuente lavadero “la Reina”; alberca número 1; alberca número 2;  molino “del Najarrillo” y fábrica electro-harinera “San Luis”.

Todas estas construcciones forman parte de una arquitectura que se podría denominar “del agua”, por estar orientada al almacenamiento, la canalización y la gestión de un recurso fundamental en Extremadura, pues el elevado estrés hídrico de la temporada estival obligaba a las poblaciones a llevar a cabo sutiles estrategias para su aprovechamiento.

De ese modo, fuentes, albercas, canalizaciones, cocederos, molinos y almazaras forman parte de los elementos antrópicos de un paisaje, al igual que los cultivos, el ganado y la fauna y flora silvestre asociadas.

Comparte en tus redes sociales: