Se trata de dos pick-up de rescate y de un vehículo polivalente 4×4 para la jefatura de guardia de Mérida

El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, acompañado del diputado delegado del Consorcio para la Prevención y Extinción de Incendios (CPEI), Juan Manuel Ortiz, y del gerente del CPEI, José Antonio Palanco, han presentado esta mañana los tres nuevos vehículos que se incorporan a dos parques de bomberos de la provincia.
En concreto, se trata de tres vehículos polivalentes 4×4. Dos de ellos son tipo pick-up de rescate, uno para el parque Don Benito-Villanueva de la Serena y otro para el de Mérida, mientras que otro es un vehículo polivalente 4×4 con destino a la jefatura de guardia del parque de Mérida.
El vehículo de jefatura, aunque asentado en Mérida, es de carácter provincial, ya que el sargento de guardia se desplaza por toda la provincia.
Por su parte, los dos vehículos de rescate pretenden disminuir considerablemente el tiempo de llegada a un accidente de tráfico ya que no tiene la limitación de los camiones de bomberos, que están limitados a 90 kilómetros/hora por su peso, y el tiempo se reduce considerablemente.
Un detalle que valoraba de forma positiva el presidente provincial: “Son vehículos que buscan mejorar la eficiencia, la calidad y, sobre todo, aminorar los tiempos de respuesta, con el objetivo de llegar antes a los siniestros”.
Estos vehículos, aunque estarán ubicados en Don Benito-Villanueva y Mérida, serán también de carácter provincial, ya que se desplazarán a cubrir grandes eventos donde haya gran afluencia de personas y/o vehículos. En concreto, estarán en todos los municipios del Consorcio cuando sean requeridos, como ferias (Zafra, Jerez de los Caballeros, Olivenza…), conciertos, eventos institucionales, visitas de Estado, etcétera…
La inversión en estos tres vehículos, marca Toyota Hilux y RAV4, respectivamente, ha sido de 214.000 euros, IVA incluido. Todos están perfectamente equipados para su uso por los parques de bomberos y para la atención en accidentes de tráfico, incluyendo señalización acústica y luminosa y dotados de los equipos de comunicaciones necesarios.
El coche de los sargentos de guardia es híbrido, mientras que los dos de rescate cuentan con herramientas hidráulicas eléctricas y no de motor de explosión, que generan menos ruidos para el rescate y son medioambientalmente más eficientes.
Junto a la entrega de los vehículos la empresa adjudicataria deberá impartir la formación necesaria para el uso, manejo, mantenimiento y conducción segura de los vehículos objeto de este pliego por personal técnico cualificado a todos los bomberos del Parque al que va a ser asignado.
Esta formación será eminentemente teórico-práctica y abordará, entre otros, los elementos tanto del chasis, del carrozado y su equipamiento según las características técnicas de los vehículos, de modo que asegure un nivel de instrucción suficiente para la operatividad y el mantenimiento del mismo, de sus instalaciones y equipos.
A tales efectos, la plantilla se dividirá en grupo de 10 bomberos y cada grupo recibirá una formación de duración no inferior a 16 horas en total.

Comparte en tus redes sociales: