En la modalidad de Cooperación Internacional por su “firme compromiso con los más vulnerables”

   La Diputación Provincial de Badajoz se suma a las voces y entidades que apoyan la candidatura de Antonia López González para el Premio Princesa de Asturias. Hija predilecta de Guareña, localidad donde nació en 1967, fue propuesta a dicha candidatura por el pleno del Ayuntamiento del municipio pacense en la modalidad de Cooperación Internacional.

El motivo argumentado por el consistorio guareñense se fundamenta en que Antonia López representa “el espíritu y el firme compromiso con el fomento de la salud pública en las poblaciones más vulnerables en lejanos rincones del planeta de difícil acceso”. La doctora López es un “ejemplo de altruismo” con un “firme compromiso sanitario y social con los más vulnerables” por lo que, sin duda, merece promover su candidatura al premio Princesa de Asturias 2021, señala el Ayuntamiento.

Ejemplo de solidaridad, generosidad, empeño y dedicación a los más necesitados, ha servido a sociedades en vías desarrollo como profesional de la medicina. Entre sus muchos méritos destaca su labor investigadora en enfermedades tropicales, especialmente la enfermedad endémica de Hansen y la patología de Jorge Lobo o lobomicosis. Cooperante responsable y fundadora de la ONG Comité Ipiranga de atención primaria, ha dedicado buena parte de su trabajo a la investigación de las enfermedades tropicales y a la atención a enfermos en la región brasileña del Amazonas, no sin dificultades. Su equipo de médicos y sanitarios atiende dentro de un barco hospital que se desplaza por el río Purús, en la Amazonia, para poder acceder a los poblados. Allí lleva trabajando casi tres décadas.

La ejemplaridad de su trabajo ha consistido en crear una red de agentes de salud, formando a las propias poblaciones y actuando de forma directa en la educación, prevención y curación de esas patologías, desde la ruta del barco hospital liderado por la doctora.

Antonia López González es Hija Predilecta de Guareña y Medalla de Extremadura en 2002. Cuenta además con el reconocimiento de la Medalla de oro del Colegio de Médicos de Badajoz, por su trayectoria profesional y humana, y Medalla del Colegio de Médicos de Forli (Italia). Se formó como médico en la Universidad de Extremadura, con un máster en drogodependencias y SIDA. Pero su vocación principal es la puesta en práctica de la medicina al servicio de los colectivos sociales más vulnerables. Ese esfuerzo diario en la capacitación de las poblaciones para hacer frente a situaciones endémicas por falta de medios socio-sanitarios, da “buena muestra del compromiso humano y social” que confluyen en su persona.

Premio a la Cooperación Internacional

El premio Princesa de Asturias a la Cooperación Internacional va destinado a la labor individual o colectiva de desarrollo y fomento de la salud pública, de universalidad de la educación, de la protección y defensa del medio ambiente y del avance económico, cultural y social de los pueblos. Hasta el momento, la candidatura ha recibido cartas de apoyo desde fundaciones y federaciones de países como Ecuador, Bolivia, Paraguay, Nicaragua; catedráticos y personas de reconocido prestigio así como de personalidades del área de la medicina a las que ahora se suma la Diputación de Badajoz.

 

Comparte en tus redes sociales: