Se celebran 75 años de la aparición mariana

El turismo religioso que aporta la declaración de Año Jubilar del Santuario de Chandavila, La Codosera, puede ser una oportunidad de atraer al turista en general a la localidad, la comarca de Los Baldíos y la provincia de Badajoz.

Así coincidieron hoy la diputada de Bienestar Social, Marisa Murillo, y el primer edil , Joaquín Tejero, en la presentación de esta celebración que comenzó el día 27 de mayo con la apertura de la puerta del santuario por parte del arzobispo de Badajoz-Mérida, Celso Morga.

En los actos colaboran, además del arzobispado, la Junta de Extremadura, la Diputación de Badajoz y empresarios de la zona.

Para el alcalde, la diputada, el comisario del Año y la Cofradía, la concesión por parte de la Santa Sede del Año Jubilar supone el reconocimiento de la aparición de la Virgen a Marcelina. El arzobispado recuerda que el 27 de mayo de 1945, la pequeña vio la silueta de la Virgen. Ante ésta y otras visiones posteriores, el obispo José María Alcaraz y Alenda mandó construir el santuario que atrae a miles de peregrinos de España y Portugal.

“Es la Virgen más rayana de Extremadura y este lugar de devoción cristiana es también visitada por familias procedentes de los dos países”, subrayó el alcalde Tejero. Esto sirve para dar a conocer más una hermosa localidad de Los Baldíos que cuenta además con un castillo y con el Museo Genaro Lázaro.

Según explicó el alcalde, los objetivos de este año es mejorar el aspecto exterior de la iglesia, su mantenimiento y abastecimiento, nueva iluminación y disponer de nuevos espacios accesibles a las personas con movilidad reducida.

Marisa Murillo calificó a La Codosera como “una ciudad preciosa por su paisaje en el entorno del río Gévora y su gastronomía con grandes influencias de la portuguesa”.

Comparte en tus redes sociales: